Hoy es San Jorge.

Para muchos un día más. Pero son inmensidad los que tienen a este caballero de leyenda, soldado de Capadocia, vencedor del dragón, como su santo patrón. En el ancho mundo son muchos los lugares que han elegido para por su mediación llegar a Dios, por eso podemos ver en sus banderas o escudos, la llamada Cruz de San Jorge. En la enseña inglesa, y como no en la de la nación que lleva su nombre Georgia y en los escudos de Aragón o de Barcelona, mientras que el escudo de Moscú vemos representado el santo venciendo al dragón.

Tanta importancia tiene este santo, que hasta es venerado por algunos pueblos árabes de Palestina. Hoy en día se duda de su existencia histórica, pero sin duda es uno de los santos cuya advocación está más extendida por el mundo.

En España, la festividad de San Jorge, tiene especial dimensión en Aragón y Cataluña, además del patronazgo de muchas villas y en especial el de la ciudad de Cáceres. Es Aragón, una de las Comunidades Autónomas que junto a Galicia (Santiago) Asturias (Covadonga) Navarra (Francisco Javier) Extremadura (Guadalupe) celebran su día, unido a un patronazgo religioso. Aragón, tiene como patrón a San Jorge desde los primeros años de la reconquista, en 1096 cuando el Santo ayudo a los cristianos en la Batalla de Alcoraz, para la conquista de la ciudad de Huesca, desde entonces siempre fue patrono de los reyes y tropas aragonesas, hasta que las cortés hacia 1460, reunidas en Calatayud, lo ratifican, unos años antes en 1456, habían sido las Cortes Catalanas las que reunidas bajo la presidencia del rey aragonés lo adoptaron.

Pero el 23 de Abril, además de ser el día de San Jorge, celebramos en España el día del libro, como aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra y de William Shakespeare, grandes maestros de las lenguas castellanas e inglesas,  fallecidos en la misma fecha, pero en distinto día, ya que la tierra de Cervantes nos regíamos por el calendario gregoriano, y los británicos, tan suyos ellos, lo hacían aún por el calendario juliano, de esta circunstancia yo me enteré días atrás, creo recordar en un concurso televisivo.

Entonces tal día como hoy, 23 de Abril, celebramos el día del libro, podemos pasear por las calles de nuestras ciudades y vemos como las librerías se lanzan a la calle ponen sus puestos en las aceras, en los paseos, en las plazas, y podemos oler las páginas de los libros, tal como hacemos los enamorados de ellos en las estancias de las viejas librerías, junto al olor a primavera que destilan nuestras ciudades.

Pero si algo echo en falta en el día de hoy en nuestro entorno es la fragancia de las rosas, que en Cataluña, es costumbre regalar, pues los catalanes hicieron de este día, el de los que se quieren, y por tanto hombres y mujeres,  jóvenes o viejos, tal día como hoy se regalan mutuamente libros y rosas.

Permítaseme por tanto soñar, con que en años venideros, en nuestro Paseo de Linarejos, además de las librerías en la calle tengamos también puestos de venta de rosas, con las que obsequiar o ser obsequiados.

En el día del libro del año 2014 – San Jorge