El subdelegado del Gobierno, Juan Lillo ha informado esta mañana sobre la operación que la Jefatura Provincial de Tráfico ha realizado durante la Semana Santa en la Provincia de Jaén. De esta forma, ha manifestado que no se ha producido ningún fallecido en las carreteras de la provincia a diferencia del año pasado donde hubo una víctima.

El pasado miércoles, la DGT puso en marcha el dispositivo que viene siendo habitual para tratar de garantizar la seguridad vial de todos los usuarios y mejorar al máximo la fluidez de las vías ante el aumento de los desplazamientos previstos.

Por ello, el subdelegado ha vuelto a recordar la insistencia que la Jefatura Provincial de Tráfico mantiene con las poblaciones de la provincia ya que 1 de cada 4 fallecidos se produce en el interior del municipio y 6 de cada 10 accidentes se producen en zonas urbanas. De esta forma, Lillo ha hecho un llamamiento a los Ayuntamientos de la provincia puesto que “la colaboración y el esfuerzo de todos es vital para evitar accidentes”. En este sentido, Lillo ha pedido “extremar la precaución en los recorridos cortos ya que es donde se producen la mayoría de los accidentes debido al “exceso de confianza”.

Así, el subdelegado ha subrayado que el dispositivo ha consistido en la presencia de los efectivos del subsector de Tráfico de la Guardia Civil en carretera, acompañados por personal técnico del Centro de Gestión del Sureste, con sede en Málaga, activación de cámaras y paneles de señalización variable e instalación de conos en el enlace A-4 con la A-44 (Bailén) para alterar la prioridad de paso. Lillo ha explicado que son muchos los vehículos que regresan hacia el centro peninsular por lo que la anulación de los carriles de vehículos lentos de la A-4 y uno de los tres carriles en el paso de Despeñaperros, son fundamentales para garantizar la alineación de los vehículos siempre en dos carriles y evitar cuellos de botella tanto en la provincia de Jaén como en la de Ciudad Real.

El subdelegado ha indicado que, a pesar de la aplicación de dichas medidas, que han resultado muy efectivas en las anteriores operaciones especiales, máxime con la apertura de las nuevas calzadas a la altura del puerto de Despeñaperros, la afluencia de vehículos sentido Madrid por esta provincia “fue masiva y, especialmente, acumulativa” ya que pasaron por la provincia en dicho sentido durante el pasado domingo, día 20 un total de 37.000 vehículos y durante el lunes un total de 34.200 vehículos. Dicha afluencia, ha apuntado Lillo, junto a las condiciones meteorológicas adversas motivaron la aparición de retenciones o de circulación condicionada”, ha concluido.