El Jueves Santo de 2014 arrancaba a las cinco de la tarde en una abarrotada lonja de Santa María. A esa hora, la puerta principal del templo se abrió para que Linares recibiera a la Real Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Rescate y María Santísima de los Dolores. Tras la cruz de guía, las bellas marchas de la Banda de Cabecera comenzaban a sonar en las primeras calles del Casco Antiguo linarense.

“El Rescate” realizó una buena estación de penitencia en una sofocante tarde de Jueves Santo. Para este año, la cofradía no pudo contar con el acto de liberación de un preso, debido a causas de índole administrativa ajenas a la hermandad. Pero, pese a ello, la primera estación penitencial del día dejaría bellos momentos durante todo su recorrido, destacando, entre otros, la Salida y el paso por la zona centro de Linares. Nuestro Padre Jesús del Rescate lució pletórico sobre su paso, el cual se encuentra inmerso en el proyecto del tallado, bajo los sones de la Agrupación Musical Nuestra Señora de los Dolores. Por su parte, el bello palio “bailó” gracias al buen trabajo de sus costaleros, acompañados musicalmente por la Asociación Cultural y Musical Maestro Alfredo Martos.

En lo que respecta a novedades y estrenos significativos en la estación de penitencia vivida en la tarde noche de ayer, destacó el cambio de recorrido introducido, así como la parihuela nueva del paso de Nuestra Señora de los Dolores, más ligera que la anterior.

Texto: J.J. García Solano
Fotos: Ivan Flores Casasempere
Vídeo: Jordi Casasempere