Una de las hermandades más emblemáticas y multitudinarias de Linares, la Real Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Señor Jesucristo en su Prendimiento, Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos y San Juan Evangelista, volvió a llenar de belleza y colorido las calles de la ciudad. Sus majestuosos pasos de misterio lucieron esplendorosos en la tarde noche del Jueves Santo, siendo arropados por multitud de personas dispuestas a disfrutar, con gran intensidad, de su estación de penitencia.

El cambio de recorrido y la incorporación de una banda de cabecera en el cortejo procesional fueron solo algunas de la diversas novedades que sacó “El Predimiento” este año. También destacaron, entre otros estrenos, un juego de cuatro ciriales, una saya de tisú en color plata para la Virgen del Rosario, un túnico nuevo y un broche de oro para el Cristo, una imagen de la Virgen del Pilar en alpaca plateada que estuvo situada en la calle central del paso de palio o un juego varas de presidencia.

A diferencia del año pasado, cuando la lluvia apareció en el tramo final del recorrido y obligó a volver a casa antes de lo previsto, este Jueves Santo fue expléndido en cuanto a la metereología se refiere. El buen tiempo hizo posible que la hermandad desfilara, con maestría y buen hacer, por las calles de Linares, dejando bellas imágenes como la Salida desde San Agustín, el paso por las calles Espartero o Rosario, así como la llegada a la Plaza del Ayuntamiento, lugar emblemático para la cofradía por la celebración, allí, de la ceremonia de la Lectura de la Sentencia, considerada el momento emotivo de esta Hermandad.

Tanto Nuestro Padre Jesús en su Prendimiento como Nuestra Señora del Rosario lucieron sus mejores galas gracias al trabajo y esfuerzo de sus respectivas cuadrillas de costaleros, que recibieron el acompañamiento musical, en la tarde noche de ayer, de la Banda de Cornetas y Tambores “Nuestra Señora del Rosario” y de la Asociación Cultural y Musical de El Carpio, de Córdoba.

Texto: J.J. García Solano
Fotos: Ivan Flores Casasempere
Vídeo: Jordi Casasempere