Este año, sí. Tras varias ediciones en las que la lluvia obligaba al cortejo procesional de “La Columna” a volver al templo a mitad de su recorrido, por fin, el tiempo acompañó en este Jueves Santo de 2014 y permitó a esta cofradía lucirse, con gran plenitud, por las calles de la ciudad. Multitud de linarenses acompañaron a esta hermandad en distintos puntos de su recorrido, desde la salida de la iglesia de Santa María, realizada a las 21 horas, hasta su entrada, pasando por otros momentos destacados como su discurrir por la Corredera de San Marcos, Carrera Oficial o la zona del Casco Antiguo, donde volvió a celebrarse ese emotivo y bello encuentro entre los sagrados titulares de la cofradía y las Hermanas de Santa Ángela de la Cruz.

Una abarrotada lonja de Santa María recibía al cortejo procesional de “La Columna” en una calurosa noche de Jueves Santo. Los hermanos de esta cofradía pudieron sacarse la espina del mal tiempo de otro años y disfrutaron, con gran intensidad, de una estación de penitencia que se hizo corta, pese a sus más de seis horas de recorrido. Tras al tercio de penitentes blancos con caperuces de terciopelo morado, el paso de Nuestro Padre Jesús de La Columna realizaba sus primeras “chicotás” por las calles linarenses, gracias al gran trabajo realizado por su entregada cuadrilla de costaleros. Nuestra Señora de la Amargura también lució esplendorosa en su precioso paso de palio, acompañada por la imagen de un San Juan Evangelista imponente, que fue restaurado, este año, para dotarlo de mayor resistencia y estabilidad en sus brazos. El acompañamiento musical corrió a cargo de las dos bandas titulares de la hermandad: la Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Columna, para el Cristo, y la Banda de Música Nuestra Señora de la Amargura, para la Virgen.

Esta estación de penitencia, ansiada por los linarenses, en general, y los por todos los hermanos de “La Columna”, en particular, se desarrolló, sin inconvenientes, por las calles de la ciudad. La junta de gobierno de la cofradía, encabezada por Vicente Ruiz, se mostraba muy satisfecha al término de la procesión por haber podido cerrar, con gran éxito, un maravilloso Jueves Santo y haber anunciado la llegada a Linares de la tan esperada “Madrugá”.

Texto: J.J. García Solano
Fotos: Ivan Flores Casasempere
Vídeo: Jordi Casasempere