Tener la oportunidad de abrir el corazón para compartir sentimientos y vivencias ante su familia cofrade. Este año, fue  Francisco Javier Ballesteros Prieto, el encargado de tan bonita tarea; y desde la distancia, ya que por motivos de trabajo vive en Barcelona, pero con la mirada puesta en Linares, plasmó un sentido resumen de su vida rescatera que emocionó a los allí presentes.
Fue presentado por la persona que guió sus pasos en el inicio de su andadura, Pedro Escuín Anula, quien se deshizo en halagos hacia su amigo y hermano.
En el acto también participaron como viene siendo tradicional las,Agrupaciones Musicales de nuestra Hermandad y el Tercio de Trompeteros.
El salón de actos del centro de adultos Paulo Freire, que fue cedido para la ocasión, estaba repleto de amigos y familiares que disfrutaron de las anécdotas y vivencias de quien es un hermano muy querido en la Hermandad y en el seno de los distintos colectivos.