En la tarde de ayer, 11 de marzo, día de triste recuerdo para todos los españoles democráticos, le fue impuesta la Medalla de Andrés Segovia a un buen y gran linarense que siempre suele estar a la sombra, Francisco González Bernardino.

En un acto muy sencillo y en presencia del Sr. Alcalde de la ciudad D. Juan Fernández Gutiérrez, D. Alberto López Poveda y con la presencia especial de su señora, Isabel Pardo y algunos amigos y compañeros de Bernardino que es como se le conoce en el mundo de la “filatelia”.

La Medalla Andrés Segovia fue instituida por la Fundación en el año 2009 para premiar la labor cultural, artística, musical y humana de personas y entidades, que han tenido una colaboración directa con la vida del maestro Andrés Segovia y con las actividades de la Fundación.

Al mismo tiempo Francisco González Bernardino, le hizo entrega a D. Alberto López Poveda un cuadro con un sello personalizado para la Fundación Andrés Segovia de Linares.

 

CARACTERISTICAS:

Realizada en Metal de Bronce

Creada únicamente para la presencia de este metal, que es el más afín para premiar el esfuerzo, la laboriosidad, la constancia, el lauro que sólo logran los que alcanzan la meta deseada. Y estas cualidades que se han manifestado durante toda su vida en ANDRÉS SEGOVIA, han sido el motivo de su elección. Tamaño: Diámetro 80 mm.

ANVERSO:
Nombre de la Medalla, fecha de nacimiento y muerte (1893-1987) Busto de Andrés Segovia, Ramas de Laurel entrecruzadas.

REVERSO:
Está representado por el mundo; su geografía, portador de las seis cuerdas de la guitarra en posición vertical en cuyo centro se presenta la roseta del instrumento que en su interior está presente la firma del maestro.

Y al observar la leyenda latina que presenta, el mundo nos dice:
PRIMUS CIRCUNDEDISTI ME CUM CITHARA.
PRIMERO EN RODEARME CON LA GUITARRA.