La Dirección General de Tráfico va a poner en marcha el próximo lunes, día 10, una campaña para vigilar y controlar el uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI), que se prolongará hasta la medianoche del domingo siguiente, día 16. En la anterior campaña, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controló en las carreteras de la provincia 11.756 vehículos, formulando 128 denuncias.

La campaña consistirá en un importante incremento de los controles de vehículos por parte de los miembros del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, habiéndose pedido a los ayuntamientos su colaboración con la Policía Local en las zonas urbanas de sus respectivos municipios.

El subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, y el jefe provincial de Tráfico, Juan Diego Ramírez, que han presentado hoy la campaña, han insistido en la necesidad de que “en todos los asientos y en cualquier trayecto” se viaje siempre con el cinturón colocado, pues su uso reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente. Y aunque se han mostrado satisfechos de que tanto los conductores como los ocupantes sean cada vez más conscientes de la importancia de su empleo y de que los datos sean cada año más positivos, para el subdelegado “mientras no tengamos cero fallecidos, las cifras seguirán siendo malas”.

Sobre la evolución de las estadísticas en la provincia de Jaén, Juan Lillo ha recordado que mientras en el año 2007 fallecieron 8 personas que no usaban cinturón cuando viajaban en vías interurbanas, la cifra se ha ido reduciendo hasta los dos fallecidos que hubo el año pasado por esa circunstancia. Los datos, sin embargo, no son tan optimistas en cuanto a vías urbanas, pues si una persona perdió la vida en 2007, el año 2013 hubo dos muertos que no usaban el cinturón. (Se adjunta cuadro estadístico).

También el subdelegado del Gobierno ha defendido en el carácter disuasorio que tienen este tipo de campañas, aunque su objetivo final sea el de que todos los usuarios tomen conciencia de que el cinturón es un elemento básico y fundamental de su seguridad. En este sentido, ha recordado que los conductores que no lo lleven puesto serán multados con 200 euros y la retirada de 3 puntos del permiso; además, a ellos se les aplica también la misma multa por los menores que viajen sin sistemas de retención. En cuanto a los viajeros mayores de edad serán sancionados de manera personal con 200 euros.

Por lo que respecta a los sistemas de retención infantil, se ha informado de que uno de los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es “lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla”. En la actualidad, los datos de la Asociación Española de Pediatría muestran que las lesiones por accidente de tráfico siguen siendo la primera causa de muerte en los niños mayores de 4 años.

Otras ideas sobre el cinturón de seguridad
El airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización  del cinturón de seguridad.  El cinturón de seguridad y el airbag están pensados para funcionar de forma complementaria.

El no utilizarlo en los asientos traseros supone un gran riesgo. En un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser hasta 8 veces mayor.

Protege tanto de salir despedido del habitáculo, como de impactar contra el parabrisas.

A 80 kilómetros por hora, un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar fatalmente aparejado resultado de muerte o lesiones graves. El cinturón alcanza una máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77% el riesgo de muerte.

No llevar puesto el cinturón de seguridad es, junto con la velocidad y la conducción bajo los efectos del alcohol, uno de los principales factores de riesgo en la carretera.

Sistemas de Retención Infantil (SRI)
Los S.R.I son el mejor seguro de vida del niño.

Un niño sin sujeción multiplica por 5 las posibilidades de sufrir las posibilidades de sufrir lesiones mortales o graves.

Nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado si se hubieran utilizado sistemas de retención obligatorios.

Una sillita mal colocada multiplica por cuatro  el riesgo de muerte infantil  en caso de accidente de tráfico. El 70 por ciento de los niños que viajan en coche no utilizan correctamente la sillita., según se calcula en el  proyecto europeo.

Al igual que te ajustas tú el cinturón a ellos, el cinturón o arnés les debe quedar ajustado, sin holguras y sobre el hombro. Tienen que estar cómodos y seguros.

Si utilizas adecuadamente los sistemas de retención infantil, ayudarás a reducir hasta en un 75%  las lesiones en caso de accidente.