Una jornada aborda hoy en Linares la violencia contra las mujeres en el mundo de las drogas, organizada por el IAM y la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, que se desarrolla en la sede de la Federación de Asociaciones de Mujeres Vecinales de Linares (HIMILCE). La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ángeles Jiménez, ha inaugurado este encuentro, junto a la coordinadora del IAM en Jaén, Beatriz Martín.

“Este encuentro tiene como objetivo erradicar la violencia de género que se produce en el entorno de las drogas, empoderar a las mujeres que son víctimas de violencia y drogodependientes para afrontar el rechazo social; contribuir a los buenos tratos entre madres e hijas o con problemas de drogadicción; abordar la violencia contra las mujeres en todas sus formas, para romper y deconstruir estereotipos de género”, ha destacado la delegada.

El taller se lleva a cabo con usuarias de los centros de atención a la drogodependencia de la Junta de Andalucía, así como con otras entidades destinadas a la atención a mujeres drogodependientes. En el taller se han abordado aspectos como mujeres y salud, estereotipos de género, independencia económica, prevención de embarazos y relaciones de las madres con sus hijos.

La afectación del consumo de drogas y sus consecuencias sigue siendo un problema de primer orden, que afecta especialmente a la mujer, tanto como posible consumidora, como por relación familiar con personas que las consuman, tanto si la violencia es contra la mujer como contra los hijos e hijas”, ha incidido Jiménez.

Drogodependencia

La prevalencia del consumo de drogas entre los jiennenses ha disminuido en casi todas las sustancias, salvo en el alcohol, según los datos de la última edición del estudio sobre “Población andaluzas y drogas”. En el estudio, el 89,3% de los jiennenses señala que las ha tomado en alguna ocasión, el 76,9% ha consumido en el último año y el 65,2% en el último mes. Por grupos de edad, se observa, que el grupo de 21 a 24 años marca un punto de inflexión en este consumo, mientras que el consumo diario de alcohol aumenta de forma constante a lo largo de la vida, siendo del 16,7% en el grupo de edad de 45 a 64 años.

Por otro lado, se observa que el consumo de alcohol es mayor entre los hombres que entre las mujeres y la diferencia se acrecienta a medida que se trata de un consumo más reciente y habitual. El consumo de alcohol está más extendido en los fines de semana que en los días laborables: el 57,4% de las personas encuestadas bebieron alcohol algún fin de semana del último mes, concretamente, el 32,6% bebió algo todos los fines de semana del mes. “Por tanto, el consumo de todas estas sustancias, es un auténtico problema, especialmente preocupante en menores”, ha destacado Jiménez.

En materia de drogodependencias y adicciones se vienen desarrollando, en colaboración multidisciplinar entre diversas consejerías, ayuntamientos, entidades locales y asociaciones, actuaciones encaminadas a la reducción del consumo de drogas y otras adicciones y de los riesgos que para la salud y para la sociedad en general se derivan de dicho consumo, estableciendo como objetivos adaptar la red de atención a las drogodependencias a las demandas emergentes, diversificar la oferta terapéutica a las diferentes tipologías de usuarios, desarrollar una red de emergencia social e impulsar programas preventivos en los ámbitos educativos, familiar, comunitario y laboral.

La delegada incide en que “desde la Junta trabajamos para identificar a estas víctimas y ser referentes, para que accedan a la red de acogida, el IAM y Servicios Sociales,  en la necesidad de crear y acercar directamente a las víctimas recursos y dispositivos de atención que conjuguen todas las dimensiones fundamentales de la problemática”.