El pasado lunes el concejal del Partido Popular en el ayuntamiento de Linares, Antonio Delgado, manifestó en rueda de prensa que la decisión de la cadena de supermercados Lidl de no implantarse en nuestra ciudad, ha venido causada por la no ejecución del giro a la izquierda que esta empresa solicitaba en la vía principal del Polígono de los Jarales. Un giro que en cualquier caso había sido aprobado en Pleno con los votos a favor de los grupos de IU y PP, votando PSOE en contra. Veamos sus declaraciones.

Por su parte el concejal responsable de movilidad ciudadana, Juan Sánchez, manifestó el pasado miércoles que la propia empresa era la que debía correr con los gastos que implicaba la obra de ese polémico giro según el pliego de condiciones, que efectivamente se había aprobado el giro en Pleno, y que el supermercado contaba con permiso de obras para construir sus instalaciones desde hacía dos años. Motivos por los que entienden que la ida de Lidl se debe a otras circunstancias. Veamos sus declaraciones.