La Unidad de Tabaquismo del Hospital ‘San Agustín’, de Linares, ha comenzado a funcionar este mes de enero para ayudar a dejar de fumar tanto a sus pacientes como a sus trabajadores. Este nuevo servicio está formado por profesionales con experiencia y formación acreditadas en este tipo de atención, entre los que se encuentran una psicóloga, un médico y una enfermera preventivistas y un neumólogo.

Esta unidad atenderá tanto a pacientes hospitalizados como aquellos de consultas externas que cumplan con unos criterios específicos, además de los profesionales del centro que lo demanden. Su horario de consulta será los jueves entre las 8.30 y las 15 horas y contará con un teléfono para recibir consultas, que es el 953-024238.

Estos profesionales atenderán a los fumadores hospitalizado cuando manifiesten que le resulta muy difícil mantenerse sin tabaco durante su estancia. El tratamiento del síndrome de abstinencia a la nicotina se llevará a cabo siempre que se le haya suministrado algún tipo de tratamiento farmacológico para paliarlo. El procedimiento para solicitar la consulta a este servicio será a través de una petición emitida por los facultativos que atiendan a cada paciente.

Los fumadores no hospitalizados que atenderán estos profesionales serán embarazadas o lactantes, personas con enfermedades psiquiátricas, los que al menos hayan tenido tres intentos anteriores de dejar el tabaco y hayan sido tratados por un médico, los que han padecido otras adicciones y los que tengan serios problemas de salud relacionados con el tabaquismo.

‘Quit Line’
El resto de ciudadanos que no cumplan estas condiciones cuentan con ayuda para dejar de fumar en sus respectivos centros de salud. La Consejería  de Igualdad, Salud y Políticas Sociales cuenta además con un servicio de apoyo telefónico para ello, denominado ‘Quit Line’, donde pueden inscribirse a través del teléfono de Salud Responde, que es el 902 50 50 60.