El Teatro Cervantes de Linares albergó en el día de ayer un concierto de música cofrade interpretado por la Sociedad Filarmónica de Linares, María Inmaculada. Con este concierto la banda celebraba su décimo aniversario, y lo hizo ante un numeroso público que prácticamente llenó el teatro.

La banda está integrada por alrededor de 60 componentes, todos ellos músicos profesionales o con una dilatada trayectoria dentro del campo de la música. Actualmente esta formación linarense pasea el nombre de su ciudad por numerosos lugares de la geografía andaluza, y son habituales sus actuaciones en ciudades como Córdoba, Almería, Andújar, y como no podía ser menos, Linares. Es una banda con una excelente calidad musical y con un repertorio de marchas de autores de gran renombre, tanto clásicos como actuales, no en vano desde la dirección de la misma, es éste, un aspecto muy cuidado, y en el que no cabe toda la música hecha para este fin, apostando por las marchas de calidad musical y no las de predilección popular.

Lo asistente al evento pudieron escuchar marchas como Saeta cordobesa (Gámez Laserna), Mater Mea (Ricardo Dorado) o Margot (Joaquín Turina), todo ello bajo la dirección de Francisco Javier López Sanz. Además el acto contó con la presentación de Francisco Barrera, Capataz de la Virgen de la Palma, de la capital cordobesa entre otras, y Juan Francisco Cuevas, hermano mayor de la Hermandad de la Expiración de Linares, dos personalidades muy cercanas a la banda. Uno embajador en Córdoba de esta formación musical, y el otro primera persona que confió en su música para presentarlos en Linares tras la imagen titular de su cofradía, hace ya diez años.

En el vídeo de cabecera os ofrecemos un fragmento de lo que fue la interpretación.

Momento del concierto

Momento del concierto