Las cocinas del Complejo Hospitalario de Jaén, Hospital “San Agustín” de Linares  y “San Juan de la Cruz” de Úbeda elaboraron menús especiales en sus centros destinados a los pacientes que permanecieron ingresados en planta durante esta Nochevieja y Año Nuevo para atender a los usuarios en las plantas de hospitalización y a los que acudieron en las atenciones urgentes que se requieran durante esa madrugada.

“El objetivo de estas comidas especiales es procurar un bienestar físico y psíquico que contribuya a la recuperación del estado de salud de los pacientes y, en estas fiestas navideñas, hacer todo lo posible para que se sientan como en casa”, ha señalado la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Jiménez.

Así, todos los pacientes que permanecieron en los citados centros disfrutaron en Nochevieja de una cena especial, con menús compuestos por platos de consomé al jerez, pierna de cordero lechal asada, solomillo de ternera o revuelto de espárragos, acompañado de postres como copa stracciatella, y peras asadas, junto a los alimentos y bebidas típicas de estas fechas como mantecados, sidra y las uvas para celebrar las campanadas de Año Nuevo. El día 1 de enero, durante el almuerzo, se sirvió sopa de almendras, rape en salsa de azafrán o mousse de chocolate, entre otros.

Esta selección especial de alimentos para estos días se suman a las cenas de Nochebuena y comida de Navidad, en la que se degustaron langostinos y gambas, sopas de Pascua, además de pavo, salmón, piña y sopa de chocolate blanco.

“Todos los platos se elaboraron en las instalaciones de las cocinas de los centros sanitarios por los diversos profesionales que cada día son los encargados de programar, diseñar, seleccionar y preparar los alimentos, en concreto, bromatólogos, técnicos de dietética y nutrición, endocrinos, pinches, cocineros, y técnicos superiores en hostelería, que han preparado con mucha dedicación unos menús que gusten a todos y todas”, incidió Jiménez.

Hospital de San Agustín

Hospital de San Agustín