Hoy, día 30 de octubre, Cruz Roja va a celebrar el Día de la Banderita, una jornada emblemática que, bajo el lema “Donar lo cambia todo”, quiere llamar la atención sobre la situación de mil familias afectadas por la crisis en Linares y recoger fondos con los que atender sus programas sociales.

El presidente provincial de Cruz Roja, José Boyano, ha sido el encargado de presentar los detalles del Día de la Banderita, un acontecimiento con más de un siglo de historia, que cuenta con la colaboración de personalidades de distintos ámbitos, así como de empresas y comercios y que constituye una de las principales fuentes de financiación de las organización humanitaria.

En esta ocasión habrá en Linares un total de 6 mesas, atendidas por colaboradores, personal voluntario y trabajadores de Cruz Roja, que estarán instaladas en distintas zonas de la ciudad y en lugares de gran concurrencia de público (Alcampo, Centro de Salud, El Corte Inglés, Plaza San Francisco, Residencia Sanitaria San Agustín, Zona Centro Comercial abierto) permaneciendo abiertas entre las 9 y las 13:30 horas,

Esta edición del Día de la Banderita se enmarca en el llamamiento de ayuda  “Ahora + que nunca”, con el que Cruz Roja busca recaudar fondos para ampliar la atención hacia personas y colectivos que la crisis está llevando a situaciones de extrema vulnerabilidad, como familias con todos sus miembros en paro, niños que viven en hogares pobres, mayores con responsabilidad o cargas familiares, parados de larga duración, personas sin hogar o jóvenes en paro.

Los datos que maneja Cruz Roja revelan que la crisis está aumentando de forma muy preocupante el número de familias que están precisando la atención de organizaciones humanitarias y de servicios sociales. En el caso de Cruz Roja Jaén,  durante el año 2012 tuvo que cubrir las necesidades básicas de más de 6.500 personas que se encontraban en situación de extrema necesidad, a las que hay que sumar sus familiares, algo más de 12.000 . Además, se repartieron 17.232 ayudas en vestuario y lotes de higiene y se ofreció apoyo económico puntual para hacer frente a gastos de suministro de agua, recibo de la luz o alquiler de la vivienda familiar.

En el mismo programa de ayudas frente a la crisis, 404 escolares se beneficiaron del programa de promoción del éxito escolar, que incluye la dotación de material escolar, merienda y refuerzo en el estudio.

Junto a estas medidas de emergencia social, Cruz Roja está reforzando otras intervenciones para facilitar que puedan encontrar trabajo personas en situación de especial vulnerabilidad. El año pasado, los programas de Cruz Roja para la inserción laboral, a través de su Plan de Empleo, atendieron a 1.003 personas, logrando una tasa de inserción de más de 13%. Este plan se centra en el asesoramiento laboral y orientación sobre los recursos laborales que están al alcance de estas personas en paro y se les enseña a lograr habilidades sociales y técnicas en la búsqueda de trabajo, junto a la asistencia a cursos prácticos de formación.

Para el presidente provincial de Cruz Roja, el Día de la Banderita es una ocasión especial para que Linares pueda mostrar su solidaridad con las familias a las que la crisis está dejando sin ingresos y sin medios de subsistencia. La jornada es un llamamiento a los ciudadanos y a las instituciones para que participen con Cruz Roja en atender al flujo continuo que va engrosando cada día el colectivo de personas en situación de vulnerabilidad extrema.

Voluntaria de Cruz Roja hablando con un usuario del Ambulatorio

Voluntaria de Cruz Roja hablando con un usuario del Ambulatorio