El IV Plan Andaluz de Salud, en el que están implicadas todas las áreas del Ejecutivo andaluz, permitirá evaluar y adoptar medidas ante el impacto que tienen los factores de la vida cotidiana en el bienestar de la ciudadanía. Esta estrategia busca reducir las desigualdades y que las personas vivan más años con más calidad y autonomía, según ha indicado hoy la delegada del Gobierno, Purificación Gálvez, que ha presentado este plan en Jaén junto a la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ángeles Jiménez.

“La elaboración de este plan ha contado con la participación de 15 entidades sociales y de profesionales y asociaciones de pacientes y se desarrollará a través de los planes de acción local, para llegar a todos los municipios de la comunidad andaluza”, ha precisado Gálvez. El presupuesto de las medidas previstas para 2013 es de 98 millones de euros.

Este plan andaluz se implantará en la provincia jiennense en los próximos ocho meses, y en su desarrollo participarán administraciones, asociaciones, entidades sociales y de profesionales, sindicatos y ONG’s, a través de grupos de trabajo que trasladarán sus políticas transversales a los municipios de la provincia. “Se trata de una iniciativa coherente con los objetivos europeos para la salud y el bienestar -Salud 2020- y nace con la premisa de que la mejora de la salud es fundamental para reducir las desigualdades a través de la participación de todos los actores de la salud”, ha destacado la delegada.

Seis compromisos

Con este plan, se adquieren nuevos compromisos con la población, en concreto 6 compromisos, 24 metas y 92 objetivos. El primero de los compromisos es aumentar la esperanza de vida en buena salud. En el último siglo en la comunidad autónoma, se han ganado unos 40 años de vida más por persona y la esperanza de vida es de 83,7 años en las mujeres y 78,1 años en los hombres. “De este modo, buscamos tanto aumentar estas cifras en la medida de las posibilidades, como que los jiennenses disfruten de una vida con mayor autonomía y mayor calidad de vida”, ha subrayado Gálvez.

En este primer compromiso, la atención a las personas con discapacidad tiene un papel protagonista con el desarrollo del Plan Andaluz para el Desarrollo de los Servicios y Promoción de la Autonomía. Esta iniciativa contempla medidas preventivas y de promoción para que estas personas, y las que se encuentran en situación de dependencia moderada, no pierdan de forma rápida sus capacidades para el desarrollo de las actividades básicas de su vida diaria. Dentro de esta línea de trabajo, por ejemplo, los servicios de rehabilitación del sistema sanitario público tendrán como prioridad la recuperación integral del proyecto vital de sus pacientes y se tomarán medidas para fomentar la imagen positiva de las personas con discapacidad o con enfermedades crónicas.

Además, desde la Delegación de Educación, Cultura y Deporte se pondrán en marcha programas de promoción de la actividad física para personas mayores o en situación de dependencia, dentro de la estrategia de Envejecimiento Activo. En unos meses, la Junta presentará el Plan Estratégico de Envejecimiento Activo de Andalucía, dirigido a la prevención de la enfermedad, promoción de una vida saludable y derecho a la participación en todo lo relacionado con su vida y entorno inmediato. “La Junta ya está trabajando intensamente a través de los 17 Centros de Participación Activa de la provincia, en la que, cada año, 70.000 personas mayores tienen acceso a programas de actividades para mejorar su calidad de vida, junto al programa de Universidad para personas mayores, que beneficia a 500 alumnos al año”, ha destacado Ángeles Jiménez.

Por su parte, desde Fomento y Vivienda se incorporarán en los próximos planes concertados de Vivienda y Suelo, medidas y estrategias de mejora de la accesibilidad para personas con discapacidad o edad avanzada en viviendas o en edificios de viviendas. Junto a ello, se incorporará un plan que además recoge la puesta en marcha de la evaluación del impacto en la salud de las personas, tanto en los proyectos industriales como en el planeamiento urbanístico que se desarrollen en Andalucía.

  Protección de la salud

La protección de la salud de las personas ante los efectos de la globalización y de los nuevos riesgos ambientales y alimentarios es el segundo compromiso que plantea esta estrategia y para esto, se van a estudiar a fondo todos los posibles nuevos riesgos asociados a estos ámbitos y se desarrollarán herramientas para afrontarlos.

Desde la Delegación de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural se promoverá un plan de vigilancia y control en la alimentación animal y se progresará en la asesoría para la producción ecológica. Además, Presidencia informará y orientará a los jiennenses que viven en el extranjero sobre la atención en salud. Fomento y Vivienda elaborará la Ley Andaluza de Movilidad Sostenible, que impactará en la contaminación ambiental, el uso de transporte público o bicicleta y la seguridad de los peatones.

El tercer compromiso busca fomentar los activos y los recursos que ya existen en Jaén para incrementar la promoción de la salud como las redes de voluntariado y los espacios comunitarios públicos para reforzar la vida social y saludable. Así, desde la Delegación de Educación, Cultura y Deportes se potenciará el desarrollo de proyectos educativos que aborden estrategias de enseñanza-aprendizaje relacionadas con la promoción de la salud y los estilos de vida saludable, y se pondrán en marcha medidas para extender los programas educativos de promoción de la salud a los centros ubicados en zonas de transformación social, además de establecer un Plan de Deporte en Edad Escolar para desarrollar actividades físico-deportivas en horario no lectivo. Junto a ello, la Consejería de Turismo y Comercio potenciará en Jaén las actuaciones de turismo rural que sean generadoras de salud.

En esta línea, la experiencia desarrollada hasta ahora en programas como Aprende a Sonreír, Alimentación Saludable, A no fumar me apunto, o Forma Joven, en centros educativos de la provincia, ha permitido promover hábitos saludables entre los menores. Igualmente, en los últimos cuatro años 14 ayuntamientos han potenciado rutas saludables para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. “En cuanto a los planes locales de salud que se han desarrollado hasta ahora, son 13 los ayuntamientos, junto a Diputación de Jaén, los que se han incorporado al denominado RELAS, con más de 14.000 participantes en actividades saludables en los últimos cuatro años”, ha incidido Jiménez.

Igualmente, en esta línea, la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales promoverá el voluntariado y la participación ciudadana en el marco de las asociaciones de autoayuda, y se creará un banco de conocimiento y de buenas prácticas en salud que integre aportaciones municipales. Por su parte, Economía y Empleo potenciará acuerdos de cooperación y desarrollo colaborativo con otras instituciones y agentes para ejecutar acciones intersectoriales que mejoren la situación de los determinantes en salud en el ámbito laboral de la provincia.

A este respecto, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha venido realizando programas de salud, como “Empresas Libres de Humos” en los lugares de trabajo, con un total de 29 entidades y 260 personas participantes. Junto a ello, este año dos empresas destacadas en la provincia, grupo Valeo y Castillo de Canena, se han adherido al programa de promoción de la salud en los lugares de trabajo.

La lucha contra las desigualdades sociales se plantean como cuarto compromiso, sobre todo, las que tienen un gran impacto en la salud, como la pobreza, la exclusión social, el desempleo o el nivel educativo. La Administración andaluza garantizará la cobertura de sus necesidades básicas, con especial atención a la alimentación y educación de los menores en situaciones socialmente vulnerables y de exclusión social.

En este sentido, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte priorizará la financiación pública de las plazas escolares de 0 a 3 años, especialmente, en aquellos barrios y municipios más desfavorecidos. Por otra parte, se firmará un convenio entre las consejerías de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Justicia e Interior y la Fiscalía Superior de Andalucía para el desarrollo del protocolo andaluz para la actuación sanitaria ante la violencia de género, políticas que hasta el momento han fomentado la formación entre 659 profesionales sanitarios en el último año. Junto a ello, se apostará por la puesta en marcha del Protocolo de actuación conjunta para la detección temprana, diagnóstico e intervención con las y los menores que presentan problemas o trastornos graves de conducta.

Además, la Junta busca seguir garantizando el acceso al sistema de la dependencia con especial control a los servicios prestados a los colectivos más vulnerables, sobre todo, en ayuda a domicilio, centros de día y atención en residencias.

Fortalecimiento del sistema sanitario público

El quinto pilar de este plan es el fortalecimiento del sistema sanitario público a través de alianzas entre profesionales y ciudadanía para que se convierta en un espacio abierto y compartido. Este objetivo implicará a varias áreas de gobierno, ya que, para conseguirlo, habrá que reforzar ámbitos como la investigación, las tecnologías y las infraestructuras. Por esta razón, se creará una alianza entre las Unidades de Gestión Clínica para facilitar la gestión del conocimiento, la innovación y el desarrollo de nuevas respuestas de atención para la ciudadanía. Por su parte, el IV Plan Andaluz de Salud plantea como sexto y último objetivo la generación del conocimiento y las nuevas tecnologías como aspectos clave para la mejora de la salud en la población. El uso de estas tecnologías estará orientado a mejorar el acceso de la ciudadanía a la información.

Una vez aprobado por el Consejo de Gobierno, comenzará el proceso de implantación de las políticas de salud para los próximos años. Mientras tanto, la implantación del IV Plan Andaluz de Salud tendrá una traducción a nivel provincial y local, a través de los Planes Provinciales y los Planes Locales de Salud, por lo que se ha propuesto la creación de dos estructuras a nivel provincial que se harán cargo del seguimiento de este proceso de descentralización, que se desarrollará en los próximos ocho meses.

IV Plan Andaluz de Salud

IV Plan Andaluz de Salud