El pasado martes se produjo un desprendimiento de tejas y cascotes desde la cornisa de un edificio situado en la Plaza Nueva, concretamente el emplazado en la esquina con la calle Alberto López Poveda “El Castillo” y Cánovas del Castillo. Por seguridad desde Policía Local se ha acordonado la actualidad era afectada -Plaza Nueva-. Esta misma mañana operarios del servicio municipal de obras han sustituido el cordón policial por un vallado metálico.

Se trata de un edificio que hace años que se encuentra deshabitado, en cuyos bajos antiguamente había instalada una farmacia.

Edificio acordonado

Edificio acordonado

Edificio acordonado

Edificio acordonado


Ver mapa más grande