La Unidad de Gestión Clínica de Pediatría del Hospital ‘San Agustín’, de Linares, forma parte desde hace un año del grupo de centros sanitarios del ‘Proyecto Acuna’, coordinado a nivel nacional por la Sociedad Española de Neonatología para impulsar y unificar los criterios de seguimiento y atención a los recién nacidos denominados ‘prematuros tardíos’, que son los nacidos entre las 34 y las 37 semanas de gestación.

El ‘Proyecto Acuna’ consiste en una serie de visitas durante los dos primeros años de vida que complementan a las habituales del niño sano de los centros de salud. Estas consultas las registra el pediatra en una plataforma digital para realizar un seguimiento sobre la alimentación, el desarrollo físico y neurológico, las infecciones o las vacunas de estos pequeños. Su objetivo es la detección precoz de los problemas que puedan surgir y el fomento de medidas preventivas.

Más de 20 bebés se han beneficiado ya en este centro hospitalario jiennense del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de esta iniciativa, cuyos resultados hasta el momento son satisfactorios tanto para los padres como para los profesionales sanitaros que lo llevan a cabo..

‘Prematuros tardíos’
Los ‘prematuros tardíos’ suponen hasta el 75% del total de nacimientos prematuros en España. Por su aspecto, peso y talla, que son similares a los de un recién nacido a término, no han sido considerados como grupo de riesgo para contraer determinadas enfermedades, pero se ha comprobado que por su inmadurez anatómica y fisiológica pueden estar predispuestos a determinadas patologías.

Proyecto 'Acuna' del Hospital de Linares

Proyecto ‘Acuna’ del Hospital de Linares