Alberto Santos Martín, es un joven linarense de 27 años. Estudió en el colegio Colón, y en los institutos Santa Engracia y Huarte de San Juan. Entre sus aficiones se encuentran los videojuegos, los juegos de mesa, el cine, los cómics, dibujar, el airsoft o la esgrima. Desde hace tres años trabaja en la productora granadina Kandor Graphics, de la que es socio el actor Antonio Banderas, y que ha lanzado la película animada  “Justin y la espada del valor”, que hoy se estrena en los cines de nuestro país.

Ambientada en un mágico mundo medieval con el que los niños siguen soñando, Justin y la Espada del Valor es una emocionante historia que nos habla de la constancia con la que un chico persigue su propio sueño: convertirse en caballero. Es una aventura llena de emoción, acción y diversión, en la que se entremezclan la amistad, el honor y el valor.

Linares28.: Indícanos, brevemente, tu Currículum.
Alberto Santos: Pues del Huarte me fui directo a la Universidad de Jaén a estudiar Informática de Gestión, y una vez acabada seguí haciendo la Ingeniería Superior especializándome en Informática Gráfica. Mientras hacía la superior estuve haciendo prácticas de empresa en la Unidad de Servicio de Apoyo a TICs de la universidad y una beca de iniciación a la investigación durante la cual he realizado el trabajo más bizarro que he hecho hasta ahora: “escanear en tres dimensiones cuernos de cabra montesa”. Al acabar la carrera continué como investigador en Departamento de Informática Gráfica de la universidad con el objetivo de doctorarme, pero a los seis meses recibí la llamada de Kandor Graphics y no es una llamada que se puede ignorar.

L28.: La primera pregunta es obligada ¿Qué hace un linarense como tú en Kandor Graphics?, ¿Desde y hasta cuando estarás?
A.S.: La respuesta corta sería que por cabezón, de siempre me han encantado las películas de animación y cuando me enteré que en Granada existía una empresa como Kandor Graphics me lo fijé como objetivo. En la universidad he tenido profesores que o bien han trabajado directamente en la empresa, o han sido compañeros de clase de ellos. No puedo dejar de agradecerle a mi profesor de informática avanzada que se molestase en dejarle el currículo cierta vez que estaban buscando informáticos. He de admitir que cuando hice la entrevista aún no tenía la carrera terminada y preferí entrar a trabajar unos meses más tarde pero con un título en la mano, que de otra forma no me lo permitía mi conciencia. Llevo trabajando desde enero de 2010 y espero estar mucho tiempo aún por aquí.

L28.: Desde tu llegada, ¿qué experiencias has vivido y esperas vivir en esta empresa?
A.S.: Solo te tengo que decir que cuando entré en la empresa no paraban de recibir premios por “La dama y la muerte”, el Goya, la nominación a los Óscars… y yo en medio de todas las celebraciones pensando qué pintaba yo allí con gente de tanto talento. La gente recuerda sus años de universidad con cariño, cosa que yo también, pero tampoco olvidaré estos tres años y pico en los que he vivido tantísimas alegrías. También ha habido sus momentos malos, o por lo menos momentos a los que yo no estaba acostumbrado: picos de producción, estrés, idas y venidas de compañeros (en este sector es muy normal la contratación por temporadas o incluso que a los compañeros les salgan trabajos que no se pueden rechazar, como Dreamworks o Disney). ¿Qué espero vivir? Por supuesto el Goya, ¡tenemos que ganarlo!.

L28: ¿Cuál ha sido tu participación en la Película de “Justin y la Espada del Valor”?
A.S.: Mi trabajo ha sido el de desarrollador de software y technical director, que viene a ser como un programador dedicado a hacerle la vida más fácil a los artistas. Las herramientas que utilizan los animadores, modeladores, iluminadores, compositores… casi nunca son creadas por el estudio, son compradas a empresas especializadas en crearlas. Nosotros complementamos dichas herramientas con funcionalidades que no vienen incluidas para automatizar o facilitar muchos procesos que, de otra forma serían muy tediosos o directamente imposibles. Por ejemplo alguna de las que he ayudado a programar era una que guardaba distintas poses de los extras de la película para poder reutilizarlas en otros personajes o en otras escenas, el objetivo era ahorrarle colocar los “muñecos” a un animador en una postura que él mismo o un compañero ya podía haber guardado antes.
La primera herramienta que desarrollé que se utilizó en la película, por ejemplo, era una forma de deformar la cara de un personaje ajustándose a una curva que el modelador definiera previamente. La desarrollé para un modelador que estaba acostumbrado a modelar (lo que en la vida real sería esculpir) de esta forma en el programa al que él estaba acostumbrado pero no estaba incluida en el que se ha utilizado en la película. Me alegré mucho al ver a éste personaje en concreto en la pantalla en el preestreno. Como desarrollador de software he estado encargado del programa de gestionar nuestros propios desarrollos. Gestionaba el control de versiones, la publicación hacia el resto del estudio…
También me he encargado del programa que mandaba los renders a la granja de ordenadores. Un render es dibujar en un fotograma lo que el trabajador ha hecho en el ordenador y puede tardar hasta más de ocho horas por fotograma. Éste proceso dejaría el ordenador del trabajador, y por ende a éste, parado en espera de que acabe, por lo que en lugar de eso se manda a una “granja” de ordenadores que se encargan de ello y de avisar al trabajador de que el proceso ha concluido. La configuración de los trabajos en dicha granja y los programas intermedios han sido también parte de mi tarea.

L28.: Después del “Lince perdido”, “La Dama y la muerte” ¿Qué esperáis de esta nueva producción de Kandor (“Justin y la espada del valor”)?
A.S.: Ésta sería quizás una pregunta más para el director de la película y me da vergüenza contestarla yo. Sé que Justin es la historia que Manuel Sicilia ha querido contar desde los inicios de la empresa (hace poco festejamos los 20 años de Kandor), proyecto con el que me he identificado desde un principio y que, para mi, le ha quedado redondo.

L28.: Tenemos noticias que ya se ha preestrenado en Londres y Granada, ¿qué impresiones tenéis de ambos eventos?
A.S.: El de Londres al final me lo perdí, pero por lo que me han contado las impresiones han sido muy parecidas a las que tuve en Madrid: La gente no separa la vista de la pantalla lo que dura la cinta, los “gags” hacen mucha gracia y los niños se lo pasan “pipa”, salen pegando espadazos al aire fingiendo ser Justin o Talía. En el de Granada me vas a perdonar, pero estaban mis padres a mi lado, Manolo hizo que nos levantásemos para que nos aplaudieran y al final de la cinta pusieron fotos de todos los trabajadores implicados, lo recuerdo tan emocionado que aún se me erizan los pelos del brazo.
Mi compañera Trini dice que no puede acostar al niño sin contarle cada noche las aventuras de Justin y seguimos recibiendo felicitaciones similares de desconocidos por medio de las redes sociales ¿Qué mas se puede pedir?

L28.: Además de Londres y España, ¿tenéis previsto proyectar la película en algún otro país?
A.S.: Por supuesto, se ha estrenado ya también en la Republica Checa, tenemos casi toda Europa cubierta, muchos países de África, Asia, América…

L28.: ¿Crees que la crisis económica está afectando al cine? ¿Se debería apoyar por las distintas instituciones a este apartado cultural?
A.S.: Lo que no puede ser es decir que se está apoyando a la cultura y luego ponerle un impuesto de lujo a libros, películas, espectáculos… Las salas de cine están reaccionando porque la alternativa a ganar menos es cerrar y se pueden ver distintas ofertas, bonos, varios días del espectador y cosas del estilo.

L28.: ¿Qué futuro le ves a Kandor Graphics en general y a ti en particular? ¿le ves futuro al cine de animación?
A.S.: Cuando una empresa como Kandor Graphics te puede hacer una película con una calidad como para competir en el mercado internacional con un presupuesto tan bajo como con el que se ha realizado, solo puedes esperar cosas buenas. Yo, de momento, estoy viviendo mi sueño aquí en Granada trabajando en lo que me gusta así que no me veo separado de esta empresa. El cine de animación tiene mucho futuro, la tecnología es cada vez mejor y permite contar historias que de otra forma sería imposible. No hay que olvidar que no es un cine exclusivo de los más pequeños de la casa aunque a éstos les encanta.

L28: Al vivir en Granada, ¿Qué echas de menos de Linares?
A.S.: Si soy sincero, al estar tan cerca de Linares no me permito el lujo de echar de menos algo de Linares, cuando tengo morriña siempre intento coger el coche, bus o tren (antes de que lo quitaran) y acercarme a mi casa de siempre con mi familia y los amigos de la infancia. De hecho, estoy deseando verme en los créditos en el cine de la bolera que es algo que me prometí a mi mismo cuando vi los de Planet 51.

L28: Por último, ¿Qué pregunta no te he hecho que te hubiese gustado contestar?
La familia bien, gracias. No, en serio, quizás si recomendaría la película y la respuesta es que por supuesto que si, está repleta de personajes muy detallados, tanto visualmente como de trasfondo, los escenarios son preciosos, la música un lujo y los programas, ¡ay como están hechos los programas! Con un cariño y una dedicación que hasta se puede sentir al ver la película. Estoy muy orgulloso de todos mis compañeros y aún no me creo haber llegado hasta aquí.
Muchas gracias por la oportunidad de compartir mi historia con los linarenses.

Equipo de Kandor Graphics - Alberto

Equipo de Kandor Graphics – Alberto Santos cuarto desde la izquierda en la parte superior