Portada Categorías General Puerta Grande para Curro Díaz

Puerta Grande para Curro Díaz

Puerta Grande para Curro Díaz en la segunda y última en el coso de Santa Margarita. Astados de la ganadería del VENTORRILLO, que presentó una corrida seria y de peso que hacia tiempo no veíamos en nuestra ciudad. Plaza que presentó muchos claros y que apenas llenaba media entrada.

El primero de la terna fue para el joven rejoneador Manuel Manzanares. Poco pudo hacer en su primer astado, flojo y con poco recorrido. Bien con las banderillas, pero con el rejón de muerte desluce su actuación matando en la segunda estocada. Ovación y poco mas. En su segundo algo más de suerte, que le permite en una faena aceptable para conseguir premio. Mata a la primera con petición de oreja que la presidencia acepta.

El segundo fue sin ninguna duda el mejor de los tres, el linarense Curro Díaz, que mostró su excelente estado de forma. En su primero estuvo sencillamente impresionante, faena llena de emoción, torería, y saber estar. Con el capote hace levantar a la plaza, pero con la muleta llega lo mejor de su faena. Pases de pecho y ajustados lances hacen que la afición en varias ocasiones ovacionen con aplausos y cánticos de torero, torero… Con la espada suerte suprema, mata de gran estocada y la plaza se llena de pañuelos pidiendo las dos orejas, aceptando la presidencia. En su segundo un toro soso, parado y peligroso, que no le permite lucirse y que con gran criterio mata de gran estocada. Esto le permite a la afición volcada con él y que se le conceda una oreja, acabando con tres y siendo el gran triunfador.

El tercero de esta última fue para el también linarense Adrián de Torres. Joven maestro que demostró su entrega y un valor que derrocha a raudales. En su primero encontró un astado peligroso que embiste poco y se para mucho. Adrián como siempre lleno de valor se arrima y se arrima hasta tal punto que la plaza aplaude su valor, el toro le da un susto y lo revolcó con pocas consecuencias. La muleta es su mejor aliada, parado, quieto y con muchísimo valor. La espada de matar no le ayuda y tras varios descabellos pierde trofeo pero gana una gran ovación. En su segundo su valor y riesgo junto a una excelente faena hacen que la plaza le ovacione en muchas ocasiones. Otro susto, este mas aparatoso pero sin graves consecuencias, hacen que se arme de coraje y dé una faena con pases largos y naturales propios de un grande. Mata de dos intentos que le reducen las opciones de trofeo. Petición de orejas de las que solo se le concede una. Hay que resaltar el valor y la tranquilidad que Adrián de Torres derrocha en cada plaza. Toda la afición sabe que pronto estarás en lo más alto.

2 Comentarios

Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso