El Secretario de Empleo CCOO Jaén, Francisco Cantero, rechaza las ultimas propuestas para España del FMI Y Comisión Europea, porque medidas como bajada de salarios, abaratar el despido o recortar pensiones, sanidad y educación, no producen más que sufrimiento a los ciudadanos y no funcionan para salir de la crisis. Las presiones para bajar los salarios se recrudecen: el vicepresidente económico de la Comisión Europea, se ha sumado a la reclamación del FMI, al que no le parece suficiente una acusada reducción en los últimos años, hasta situarse por debajo de los niveles del 2008.

Cantero señala, que “estas medidas que proponen son inaceptables, tanto por su incapacidad para contribuir a la salida de la crisis, como por el sufrimiento que causa a las personas”. Ya han demostrado ser nefastas, por lo que manifiesta su “sorpresa” por la poca imaginación de estos organismos al seguir insistiendo en las mismas formulas, como la bajada de salarios, ahora: En un 10%: “con bajadas de salarios y pensiones, nadie consume, por lo que las soluciones deberían pasar incluso por una mejora de los salarios, porque así habría mas consumo y se reactivaría la economía”.

El sindicalista añade, “que estas medidas de llevarse a cabo, hundirían aun mas, las ya de por si precarias economías familiares de la provincia, por ser los trabajadores jiennenses los peores retribuidos de todo el estado”.

Hay que recordar, que los salarios del 2012 se sitúan por debajo del nivel del 2011 y en un nivel similar al de 2010.

Según CCOO, las estadísticas de Agencia Tributaria así lo indican, el salario medio bruto en la provincia ronda los 1.000 euros, mientras en Andalucía es de 1.300 y en el resto de España de 1.600. Si a esto le añadimos que precisamente Jaén no se encuentra entre las provincias mas baratas en productos básicos, las tarifas de energía son uniformes en todo el Estado, los precios de combustibles de automoción son superiores a la media nacional. Y a la vez, se multiplican los gastos vía impuestos, hipotecas etc…

CCOO Jaén indica que para salir de esta difícil situación se deben practicar políticas que den estimulo a la actividad económica a través del consumo de los trabajadores y pensionistas, para lo que hay que recuperar su poder adquisitivo.