El “plan de racionalización de los servicios ferroviarios” -tal como lo denominan desde subdelegación del Gobierno-, acometido por la operadora Renfe “sólo va a suponer unos cambios mínimos para este transporte en la provincia de Jaén”, según se afirma desde la propia subdelegación. El subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, ha asegurado que “ningún viajero se verá afectado por este cambio ni se perderá ningún puesto de trabajo”.

Juan Lillo defendió en el día de ayer la reorganización de los servicios de media distancia, que entró en vigor el pasado domingo, porque “garantiza los servicios y la movilidad de los ciudadanos, permite ahorrar en líneas claramente deficitarias y mantiene la vertebración territorial”, dice. Del mismo modo asevera que los cambios se han hecho exclusivamente atendiendo a “criterios objetivos de eficiencia social, medioambiental y económica”.

De esta forma, el subdelegado del Gobierno salió al paso de las críticas y las informaciones que considera “alarmistas” que se han estado ofreciendo sobre los efectos del plan en la provincia. Subdelegación informa que en la provincia de Jaén la reorganización afecta sólo al ferrocarril que cubría la línea entre Linares-Baeza y Almería por Granada, y plantea como alternativa a los usuarios el Talgo que realiza el mismo trayecto y que ha modificado sus horarios para dar servicio a los viajeros. Según subdelegación el habitual servicio de Talgo se realiza con media hora de diferencia -30 minutos después- sobre su antiguo horario durante los siete días de la semana, “en lugar de los cuatro días que circulaba el anterior tren”, concluyen.

“No se puede hablar, por tanto, de supresión total de un servicio, cuando los mismos viajeros pueden tomar el tren media hora después y además todos los días de la semana en vez de en cuatro”, señaló Juan Lillo, para quien Renfe seguirá prestando las mismas líneas en Jaén, con un ahorro próximo al millón de euros y manteniendo los puestos de trabajo.

De cualquier forma, el subdelegado recalcó la posibilidad que ofrece el plan a las comunidades autónomas de asumir el déficit de la línea que se suprime si tiene interés en que se mantenga el servicio.

Momento de la rueda de prensa

Momento de la rueda de prensa