Según han informado medios nacionales, el que fuera presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, volverá a prisión por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid. Además se da la circunstancia diferenciadora de que esta vez el ingreso se produce de forma “incondicional”.

Esta medida cautelar había sido solicitada por el sindicato Manos Limpias, que ejerce la acusación particular.