La Coral Andrés Segovia, ha tenido en una semana dos conciertos benéficos. El primero de ellos tuvo lugar el pasado 9 de febrero en la localidad madrileña de Griñón, donde fueron invitados a participar junto a la “Agrupación coral de la Ciudad” a un concierto para recaudar fondos con destino a Manos Unidas en su campaña contra el hambre. El evento tuvo lugar en la Parróquia de Ntra. Sra. de la Asunción, que presentó un lleno total, consiguiendo con ello que se alcanzara la meta que la Agrupación coral anfitriona, se había marcado. En el ámbito musical, la Coral Andrés Segovia, volvió a desplegar sus armoniosas voces magistralmente dirigidas por Prado Márquez, con los temas habituales de su repertorio. Un público entregado y agradecido supo premiar con grandes aplausos cada uno de las canciones interpretadas. Hubo una anécdota y es que la Coral de Linares, durante las cena de convivencia, suele cantar la canción “Un sorbito de champán”, iniciándolo siempre José Juan, un componente de la Coral, pues bien, la Coral de Griñón, cantó ese tema en directo a cuatro voces y se lo dedicó a él.

Siete días después, es decir este sábado 16, la Coral Andrés Segovia, tuvo la oportunidad de colaborar con otro proyecto benéfico, en esta ocasión para Cáritas Linares, a favor de la construcción de un comedor social. El concierto se realizó en el Pósito de nuestra Ciudad y contó además con la participación de la “Cuarentuna” de la Politécnica de Linares. Dos grandes agrupaciones musicales de Linares con las que el público que abarrotaba el Auditorio se identificó desde el principio, pudiendo saborear la calidad de su música y la conjunción de sus voces. El éxito en lo musical y en lo económico se cumplió sobradamente y Cáritas agradeció en primer lugar a nuestro Excmo. Ayuntamiento por la colaboración prestada, y en segundo lugar a los grupos participantes y como no, al público de Linares que siempre que se le requiere para estos actos, responde con generosidad.

Concierto en Griñon

Concierto en Griñon