La campaña ha estado dirigida a los escolares de entre tres y nueve años, habiéndose distribuido en Linares un total de 5.508 cartas para que los niños y niñas se dirijan a los Reyes Magos con la petición de juguetes que no estén marcados con los roles de genero, que no impliquen la aplicación de violencia y sobre todo que eduquen para una sociedad mejor.

Desde la Concejalía de Igualdad se recuerda que los juguetes influyen de una manera determinante en el desarrollo físico, emocional o social. Elegir un juguete u otro es inculcar un modo de vida. En el juego se adquieren actitudes y valores, se aprenden usos y destrezas sociales, se ensayan sentimientos y experiencias personales. Un escaparate de juguetes es la copia del mundo de las personas adultas. En el mundo adulto matan, se preparan para la guerra, hacen distinción entre sexos y, de alguna manera, estos son los valores que transmiten a sus menores.

Los juguetes son un instrumento perfecto para aprender, compartir, solidarizarse y respetar; pero que para ello es necesario que no sean ni sexista, ni inciten a la violencia. Por tanto desde Igualdad se recomienda: “No hay juegos y juguetes de niños o de niñas, escoge con acierto, acorde con su edad y sin prejuicios sexistas” o “elige juegos y juguetes que fomenten la cooperación entre niños y niñas”.

Carmen Domínguez, Concejala de Igualdad

Carmen Domínguez, Concejala de Igualdad