La Consejería de Fomento y Vivienda invierte 711.710 euros en obras de emergencia en siete carreteras de la provincia de Jaén para reparar los daños provocados por las lluvias torrenciales caídas entre finales de octubre y principios de noviembre. Los trabajos se han iniciado en diciembre y la previsión es que culminen entre finales de este mes y principios del próximo año, con el fin de favorecer los incrementos de tráficos vacacionales y del tránsito de vehículos pesados, coincidiendo con la campaña de recolección de aceituna.

Las obras de emergencia de mayor envergadura económica -225.680 euros- se desarrollan en la A-303, entre Guarromán a Linares, concretamente en el punto kilométrico 1,3, donde se está actuando para reparar el hundimiento de la calzada. Las intensas precipitaciones caídas provocaron el desbordamiento del río Guadiel, arrastrando a su paso los taludes de terraplenes y capas de firma en las zonas adyacentes al cauce, lo que ocasionó el hundimiento de un carril y la desaparición de la escollera existente aguas abajo del puente existente en la zona. La solución en la que se trabaja consiste en la construcción de muros de escolleras afectados a ambos lados del río para contener los terraplenes de la carretera y evitar futuros deslizamientos. En la actualidad, se está instalando un marco de hormigón armado para aumentar la capacidad de desagüe en caso de grandes avenidas. Esta obra ha obligado a cortar la carretera, aunque la previsión es que se reabra el próximo viernes.

Obras de emergencia

Obras de emergencia

La Consejería de Fomento y Vivienda también actúa en las vías A-311, entre Andújar y Jaén, y en la A-316, entre Úbeda y Jaén, en el punto kilométrico 57,2 con una inversión de 191.860 euros. En el caso de la A-316 el temporal ha agravado un deslizamiento existente en la carretera, aumentando la grieta hasta siete centímetros con las consiguientes filtraciones de agua en el terraplén y el hundimiento de la calzada. Los operarios ya trabajan en la ejecución de anclajes para la pantalla de pilotes ya construida previamente en ese punto.

Por su parte, en la A-311 también las fuertes precipitaciones han agravado varias incidencias existentes en la vía, de ahí que la intervención contratada se centra en el relleno, el recalce con escollera, el hormigonado y la reposición de las obras de fábrica de drenaje.

Otra obra de emergencia que está también en marcha es la que tiene por objeto solucionar los problemas de drenaje que existe en el acceso a Vilches por el tramo de la antigua C-3217 y en el punto ki-lométrico 7,6 de la carretera A-6100, entre Linares con Baños de la Encina, por salto de agua ante las crecidas del río Guadiel. Estos daños provocaron cortes de ambas carretera y actualmente permanece cortado el acceso a Vilches por la ejecución de los trabajos, no obstante el tráfico se restituirá el próximo viernes.

El punto más conflictivo se localiza a una distancia de 1,3 kilómetros de la intersección de la C-3217 con la carretera A-301, ya que allí se produjo una inundación de la calzada. La solución que se ha planteado es la ejecución de una obra de drenaje transversal, lo que implica una subida de la rasante actual de la carretera. En la A-6100 la medida adoptada pasa por la demolición del viejo puente existente en torno al punto kilométrico 7,6 y por el restablecimiento de las bermas arrastradas por el temporal, lo que permitirá eliminar la acumulación de agua y barro en la calzada, así como el desbordamiento del Guadiel en este enclave. Las obras cuentan con un presu-puesto de 148.550 euros.

También son objeto de estas actuaciones de emergencia la carre-tera A-312, entre Linares y Beas de Segura, en el punto kilómetro 15,3, y la A-6202, entre Villanueva del Arzobispo y el Tranco de Be-as, en el punto kilométrico 11,1. En ambas vías se está corrigiendo deslizamientos mediante la reconstrucción de los terraplenes con muros de escollera de contención y la ejecución de desagües con cunetas revestidas de hormigón que puedan evacuar los excesos de agua. Además en la A-6202 se construirá una nueva obra de paso de drenaje. Los trabajos suponen un coste de 145.610 euros.