Quiero parir un sol, cobijar
bajos mis alas todo un infierno.
Amamantar a los ancianos
sin ataúdes. Destronar todos
los dioses omnipotentes.
Rechazar a sus vírgenes, aunque
me gusten. Respirar los pecados
de los niños, que nunca
dejarán de serlo.
Quiero ser tiempo cruel
que te envejezca y te seque
los jugos de tu cuerpo.
Quiero ser la pesadilla
del mundo, y que por fin
éste, despierte de un mal sueño.

Un mal sueño