Manuel Parras se unió, de esta manera, al comunicado conjunto emitido desde la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), en el que dio a conocer a la sociedad la preocupación por los recortes en los Presupuestos Generales del Estado, en materia de Educación Superior y de I+D+i.

Dicho comunicado sale a la luz ante la inminente aprobación de los nuevos Presupuestos Generales del Estado, y de los presupuestos correspondientes a cada una de las comunidades autónomas. La disminución de los Presupuestos Generales del Estado para 2013 en un 18 por ciento en Educación Superior y en un 80 por ciento en los gastos no financieros en I+D+i, “suponen un deterioro irreparable del sistema de I+D+i que, juntamente con la congelación de las plantillas de recursos humanos, llevará a nuestro país a la pérdida del tren del desarrollo tecnológico, hipotecando la investigación y los mayores avances en la frontera del conocimiento”, explicó el Rector.

Asimismo, subrayó que el discurso político de que “nuestro país debe basar su progreso en el conocimiento” se contradice, ya que sin inversión en educación superior, ni en I+D+i “será inviable el funcionamiento de las universidades públicas. Y, sin conocimiento, no habrá progreso”.

Frente a esta petición de inversión, las universidades españolas se comprometen a incrementar la eficacia y la eficiencia de las instituciones, y a continuar con la transparencia y con la rendición de cuentas ante la sociedad, “con el fin de que nuestras universidades sigan impulsando la cohesión social de nuestro país y sean motores y fuentes de conocimiento y riqueza”, manifestó.

También, subrayó su voluntad de colaboración con las administraciones públicas para ayudar a resolver este grave problema económico y para seguir trabajando por un futuro sostenible para las universidades españolas. “Si éstas pierden calidad, también lo hará la investigación científica, la innovación tecnológica y, por supuesto, la formación. No perderán solamente las universidades, sino que perderemos todos, el conjunto de la sociedad. Nos quedaremos sin una de las armas necesarias para avanzar y salir de la crisis económica: el conocimiento”, afirmó.

A pregunta de los periodistas, el Rector indicó que la Junta de Andalucía sigue debiendo a la Universidad de Jaén 50 millones de euros aproximadamente. Hasta el momento, ha transferido 5 millones de euros. “Este dinero nos ha permitido actuar no solamente en proveedores, también sobre todas las personas que están vinculada a proyectos de investigación de la Junta de Andalucía”. Este dinero también se ha destinado a movilidad internacional.

Conflicto del profesorado laboral

Por otra parte, el Rector de la UJA anunció que permanecerá “dentro del sistema, de manera transitoria e interina”, el profesorado laboral afectado por la entrada en vigor del Decreto-ley 3/2012, de medidas urgentes para el equilibro económico-financiero de la Junta de Andalucía, por el que quedan suspendidos todos los concursos públicos.

Para Manuel Parras, este profesorado, unos 47, “ha hecho los deberes”, al finalizar sus tesis doctorales y aquellos méritos académicos que les ha permitido acreditarse, para poder ascender contratado doctor o profesor titular. “Nosotros hemos hecho de estas personas una prioridad, porque no pueden cambiar las reglas en mitad del partido. Y hemos estado trabajando para sacar sus plazas, pero la Junta de Andalucía dice que jurídicamente esto no es posible. Vamos a pedir a la Junta de Andalucía que estas personas sigan en el sistema transitoriamente, de manera interina, hasta que se les busque la mejor solución”, apostilló.

Rueda de prensa comunicado