Desde el pasado miércoles, día 5 de diciembre, las calles más céntricas y comerciales de Linares se han vuelto a engalanar del color de la Navidad. Especialmente llamativas son las luces instaladas en el principal eje comercial de la ciudad, el Pasaje del Comercio, así como en la Corredera de San Marcos. Llama también la atención la lluvia de luz instalada en la Plaza de Ramón y Cajal. Además las fachadas de algunos monumentos, como el Palacio Municipal, la Casa de la Munición o la Casa de Los Pajares ven de noche iluminadas sus siluetas. Las luminarias de algunos comercios se suman al espectáculo de color, como las de unos conocidos y céntricos grandes almacenes. Pero tal vez, la iluminación que más llama la atención a linarenses y visitantes es la del cruce de las “8 puertas”.

Una iluminación navideña que pretende ser un impulso para el comercio de la ciudad en estas fechas clave para su subsistencia. Os dejamos con un vídeo y fotografías impregnadas de luces de Navidad.