Nuestro entrevistado nos recibe en su hogar, rodeado de libros y de presentaciones power point en su portátil. Linarense de adopción, hombre polifacético, Don Juan Miguel Gascón vive en nuestra ciudad desde 1973, ha sido profesor de Física y Química del IES Reyes de España de Linares, así como pionero en la elaboración de vídeos sobre monumentos de nuestra tierra de la mano de su esposa y de Don Juan Sánchez Caballero. En la actualidad continúa su labor confeccionando vídeos de corte cultural (sobre personajes ilustres como Andrés Segovia, Lolo, etc.), colaborando con el Área de Cultura del Ayuntamiento de Santisteban, su pueblo natal y, sobre todo, como conferenciante de temas relacionados con la Sindonología.

Linares28: Para quienes no estamos familiarizados con la temática, explícanos que es la Sábana Santa y qué la Sindonología.
Respuesta: La Sábana Santa es un objeto complejo que levanta polémica y, como tal hay que estudiarlo. El sudario de Cristo es el elemento de la Humanidad más estudiado por la ciencia y por el arte.La Sindonología trata, precisamente, del estudio de la Sábana Santa en todos los campos del saber, principalmente de manera científica. La Sindonología son los estudios sobre la síndone -del griego σινδών sindon, mortaja.

L28. ¿Cómo comienza el periplo de la Sábana Santa?
R: Quienes primero entran en el sepulcro de Jesús, según se describe en el Evangelio de San Juan, hacen la siguiente descripción: Hallan la Sábana Santa lisa, en su sitio, aplanada, sin revolver, las vendas por el suelo y el sudario (el “Pañolón” que se halla en la Catedral de Oviedo) doblado y en su sitio. Aquí empieza su periplo.Cuenta la tradición cristiana, que no la ciencia, que el rey de Osroene cuya capital es Edesa, Abgar V Ukham , contemporáneo de Jesús, le escribió antes de su muerte para que lo sanara, éste le contestó que le enviaría un emisario y curaría. Muerto el Nazareno, la Sábana llegará al rey a través de José de Arimatea, que probablemente, custodió de la Sábana Santa. Abgar V Ukham llamado el Negro, recibió la Sábana Santa de manos del discípulo Tadeo el cual sanará al tocarla .Ante la persecución del hijo de Abgar a los cristianos, la Sábana será guardada en la muralla de Edesa (Sanli Urfa, en la actual Turquía)Los padres de la Iglesia ya hablan de ella y, la Monja de origen español Egeria, que peregrina a Oriente, nos deja el primer documento escrito sobre la Sábana, después de la Biblia, entre los años 350 y 400.En el año 525 fue descubierto, en la ciudad de Edesa, en un nicho practicado sobre la puerta de Occidente en la muralla exterior, un lienzo que fue conocido con el nombre griego de mandylion, la Sábana Santa. En 944 la consigue el basileus Romano I Lecapeno, que libera a 200 prisioneros musulmanes, paga 12 mil denarios de plata y recibe la reliquia de los musulmanes de Edesa, llevándola al rey de Constantinopla, donde permanecerá hasta 1204.En el Codex Pray de Constantinopla (1190), hoy en el museo de Budapest, se dibujan los detalles de la Sábana. Durante el siglo X la Sábana Santa ya era expuesta todos los viernes en la Iglesia de Santa María de Blanquernas. Así en 1203 el cronista templario Roberto de Clary, en un manuscrito conservado en la Biblioteca Real de Copenhague escribe: “ La Sábana Santa, donde nuestro Señor Jesucristo fue envuelto, estaba allí y cada viernes se extendía verticalmente, de manera que podía verse la figura de nuestro Señor…” Parece que los Templarios (Godofredo de Charny) la trasladaron a Europa en 1204, a la Iglesia de Lirey, en Francia. Teodoro Angel , sobrino de Issac II Ángel Comeno envió en 1205 una carta al Papa Inocencio III en la que le pide “… sea devuelto al menos el lienzo en el que fue envuelto N.S.J.C. después de su muerte y antes de la resurrección” hasta el punto que el Papa llegó a excomulgar a los cruzados. Las crónicas cuentan que en 1356 se inician “muestras” públicas de la Sábana.

L28. ¿Qué viajes o procesos sigue después hasta nuestros días?
R: Parece también que, durante mucho tiempo, los descendientes de Godofredo de Charny y los canónigos de Lirey conservaron sigilosamente la reliquia. Se suscita después un contencioso entre los familiares de Charny y los canónigos de Lirey. Margarita, hija de Godofredo II de Charny, inicia una serie de gestiones buscando ayuda, hasta que el 22 de marzo de 1452 se firma en Ginebra un contrato entre el duque Luis I de Saboya y Margarita. El 7 de octubre de 1460 muere la noble mujer. Los canónigos recurren ante el duque de Saboya, pero no consiguen la devolución de la reliquia.De la Iglesia de Lirey se trasladará a la capilla ducal de Saboya, en el castillo de Chambéry, donde habrá un incendio que podría haberla afectado en 1532. El 14 de setiembre de 1578 el duque Manuel Filiberto de Saboya decide trasladar la Sábana Santa a la ciudad de Turín, por dos razones: para que San Carlos Borromeo, Cardenal y obispo de Milán, pudiese venerarla; y para protegerla de una posible agresión por parte de los hugonotes o calvinistas franceses.La Sábana pertenecerá a la Casa de Saboya hasta la muerte de Humberto II, en 1983, que la ofrecerá al Vaticano, haciéndose cargo de ella Juan Pablo II.En 1997, un nuevo incendio pudo también haber afectado a la Sábana Santa y a los resultados que se hagan sobre su investigación.

L28. ¿Cómo han influido las pruebas del carbono 14 realizadas en 1988 en la datación de la Sínode? ¿Hay argumentos que puedan rechazar los resultados del Carbono 14?
R: Las pruebas del carbono 14, realizadas en 1988 datan la Sábana entre 1260 y 1390. No obstante, ya el Premio Nobel de Física (Inventor del método de datación por C14), Lybby, en 1960 apuntó que no se debía hacer la prueba del C14 a objetos contaminados. La prueba es sólo realizable en seres vivos o en objetos con elementos que hayan tenido vida y no contaminados. El C14 es un isótopo radiactivo que se encuentra en todo lo que ha tenido vida, la prueba se basa en la ley del decaimiento exponencial, es decir, con el paso del tiempo el isótopo radiactivo se degrada, pudiendo datar la fecha en la que tuvo vida en función de dicha degradación. Así, si es dañado, como es el caso de la Sábana por un incendio como el de Chambéry, los resultados pueden ser erróneos. De hecho, en la prestigiosa revista Nature (16 de febrero de 1989) se explica que el nivel de significación obtenido por los laboratorios que hicieron la prueba del Carbono 14 a la Sábana, no eran significativos, estaban por debajo del 5% de significación, valores que en estadística deben no considerarse fiables. Otros científicos apuntan que la probabilidad de que la Sábana Santa sea el sudario de Jesús de Nazaret es de la sorprendente cifra de 1/200000 X 10 elevado a 6. Dimitry Kouznetzov, basándose en lo dicho por Lybby, pidió una muestra de un lienzo de Lino del museo de Jerusalén, con certificado que lo databa en el siglo I. Lo partió en dos trozos, a una parte la sometió a temperaturas y a gases similares a los producidos en el incendio de Chambéry. Al otro trozo no lo sometió a ningún proceso. Ambos fueron enviados a un laboratorio externo para que le aplicaran la prueba del C14. Los resultados dataron el lienzo incendiado en el siglo XIII, y el otro en el siglo I. Otro investigador, Valdés, halló hongos en la Sábana Santa que intercambian CO2 con la atmósfera, alterando erróneamente también la antigüedad de la Sábana.

L28. ¿Es la Sábana Santa una prueba de de la divinidad de Jesús?
R: Puede serlo; yo creo que es más bien testigo de su Resurrección.

L28. ¿Cuándo y por qué comienzas a interesarte por estos temas?
R: Estudié en SAFA de Úbeda, en el internado. Allí, un profesor jesuita me habló por primera vez de la Sábana Santa y por entonces cayó en mis manos un libro de Jorge Loring, la mayor eminencia de la época en el tema de la Síndone, y me enganchó, igual que el tema de Jesús y el Nuevo Testamento, Jerusalén, sus costumbres, etc.

L28. ¿Cómo sindonólogo, en qué consiste tu labor?
R: Extender y dar a conocer el estudio de la Sábana a través de conferencias y publicaciones.

L28. ¿Es necesario ser creyente para estudiar estos temas?
R: No, muchos científicos no son creyentes. Es cierto que casi todos los estudios científicos se encaminan a avalar la Resurrección de Jesús, aunque los científicos no creyentes prefieren llamarla de otra manera. También hay muchos científicos no creyentes que, al estudiar el tema, se han vuelto creyentes.

L28. ¿Cómo ha influido en tu vida, personal, social y laboral, la Sindonología?
R: Me siento contento, satisfecho y me emociona el tema. Pero, sobre todo, me gusta emocionar a los demás, dando conferencias, por ejemplo.

L28. ¿Hay muchas personas interesadas por la Sábana Santa y otras reliquias afines en Linares?
R: Sí, a través de Cofradías sobre todo. Hay pocas personas que se dediquen a esto, pero en mis últimas conferencias, en el colegio San Joaquín o en la Iglesia del Pilar, la afluencia de público fue inesperadamente masiva para mí.

L28. ¿Qué otros temas históricos, relacionados o no con Linares, te han interesado en tu vida profesional?
R: La Historia del Pueblo Judío, las tradiciones de los pueblos en general, las de Santisteban, que es dónde nací, y Linares, dónde vivo, en particular. Hacer documentales sobre personajes ilustres…

L28. ¿Es posible estudiar aspectos relacionados con la religión, como la Sábana Santa, de manera rigurosa, con un método histórico o incluso científico separadamente de la fe?
R: Sí, por supuesto.

L28. Acláranos que son el Santo Sudario de Oviedo y el Santo Rostro de Jaén y cómo se relacionan entre sí y con la Sábana Santa de Turín.
R: La Sindonología estudia la Sábana Santa y también el Pañolón de Oviedo. Éste no tiene imagen, sólo huellas de sangre. Coincidiendo con la huida de los Templarios de Jerusalén, vía Mediterráneo, trajeron a Toledo una arqueta que contenía el Pañolón. Ante la inminente invasión musulmana de la ciudad, se trasladó a Oviedo por su seguridad. Su origen está en que, antes de descender a Jesús de la Cruz, muerto ya, su rostro es cubierto con un paño porque la tradición judía no permite mostrar el rostro de un muerto con sufrimiento, con dolor. La sangre hallada en el Pañolón de Oviedo es del mismo grupo que la de la Sábana Santa, AB. El Santo Rostro de Jaén, aunque la tradición lo relaciona con la piadosa leyenda de la Verónica, parece ser una copia del rostro de la Sábana Santa, pero no deja de ser eso, una copia posterior y con poco parecido al original.

L28. Hay estudiosos que han contrastado el rostro extraído del negativo de la Sábana Santa con iconos bizantinos de Jesús de alrededor del siglo VI, ¿qué opina la Sindonología de esto?
R: Los iconos no se parecen demasiado al positivo de la Sábana Santa, aunque hay autores p.e. el Dr. Vignon que determinó que en los iconos bizantinos antiguos existen de más de quince coincidencias con el rostro de la Sábana . El Codex Pray es anterior a la fecha de datación de la Sábana del C14, y ya tiene dibujos más fidedignos de la Sábana.

L28. También se ha argumentado como un aspecto de interés la duda de si Jesucristo fue lavado antes de ser envuelto en la Sábana, ¿de ser así, qué influencia pudo tener esto en la impresión de la imagen?
R: Parece ser que no les dio tiempo de lavarlo, sólo un limpiado rápido. El lunes fueron las mujeres a lavarlo, porque era “Sabath” ya el día de su enterramiento y para los judíos es un día sagrado en el que no se puede hacer ningún tipo de trabajo, por estar consagrado a Dios. Estaba atardeciendo y lo tuvieron que desclavar y llevarlo al sepulcro, por lo que se les echó encima el sábado.

L28. De cualquier manera, como se pregunta el Doctor Carreíra, “independientemente de las contradicciones religiosas, históricas o arqueológicas, ¿cómo puede explicarse la formación de una imagen que es única en toda la Historia del Arte y que todavía no se ha conseguido reproducir en nuestro tiempo? ¿Cuáles son las diferentes hipótesis desde la Sindonología con respecto a la formación de la imagen?
R: No se sabe. Las réplicas que se han intentado realizar no pasan de conseguir el mismo color, pero de ninguna manera las características de la imagen p.e. la tridimensionalidad. Pudiera ser una radiación desconocida, muy débil, porque las que conoce el hombre hubieran quemado el lienzo. La imagen se pudo formar, según el físico y estudioso de la Síndone JOHN JACKSON, en un artículo titulado “La Sábana Santa ¿Nos muestra la Resurrección?” formula una hipótesis de cómo se forma la imagen…”el cuerpo cubierto por la tela se hizo mecánicamente transparente para su entorno físico emitiendo un destello radiante desde todos sus puntos interiores y superficiales. Cuando la parte superior de la Sábana se cayó dentro del cuerpo mecánicamente transparente, el destello radiante comenzó a actuar sobre la tela para producir la grabación durante el tiempo de paso de la tela a través del cuerpo. Dicha grabación es lo que formó la imagen. Pero no hay nada seguro. Por radiaciones conocidas, no.

L28. ¿Se aprovechó la restauración que sufrió la Sábana en el año 2000 para realizar nuevos estudios?
R: Lo que se hizo fue limpiar, estirar y quitar los remiendos añadidos en épocas posteriores. Se ha dejado en una atmósfera inerte, no expuesta al público, para su mejor conservación.

L28. ¿Se puede relacionar la Sábana Santa con la Resurrección de Jesús o son dos temas diferenciados?
R: Sin duda son el mismo tema.

L28. ¿Qué opina a día de hoy la Iglesia Católica de la Sábana Santa?
R: La Iglesia dice que la ciencia tiene la palabra. Es un reto a la Inteligencia Humana que debe averiguar como se hizo la imagen.

L28. ¿Se conoce algún nuevo dato después de qué, recientemente y a petición del Vaticano, la Sábana Santa haya sido fotografiada digitalmente en alta resolución para su ampliación?
R: Sí, pero no hay datos nuevos. La investigación se hizo para tener mayor fiabilidad de la Sábana. Se hicieron pruebas con Rayos X, Rayos Ultravioletas que avalan la veracidad de la Sábana Santa.

L28. ¿Existe algún estudio secreto de la Síndone que no haya sido sacado a la luz, con resultados bien a favor, bien en contra, de su autenticidad?
R: Hay mucha rumorología acerca del encargo de una nueva prueba. Lo que también se ha dicho es que podría haberse efectuado una prueba de C14 anterior a la oficial.Lo que sí se ha descubierto son unas inscripciones en la Sábana que podría ser el certificado de defunción de Jesús. Se solían colocar unos papiros sobre la cabeza del reo ya muerto, para saber quien era al sacarlo de la tumba, pues solían ir a fosas que luego se utilizaban para otros reos

L28. ¿Cómo puede influir la Sábana Santa y las aportaciones de la Sindonología en los tiempos actuales que vivimos de crisis, no sólo económica, si no también de valores y espiritual?
R: Si se cree en lo que se transmite a través de la imagen de la Sábana Santa, nada contradice a los Evangelios, es más, profundiza en el Cristianismo como religión del Amor y nos hace revisar a cada uno el papel que hemos tenido en la crisis.La Sábana Santa nos puede aportar el vivir en el amor a los demás como transmisión de valores, independientemente de su veracidad o falsedad.Personalmente, mientras que no se demuestre científicamente lo contrario, seguiré creyendo que es verdadera.

L28. ¿Qué pregunta no te he hecho y te hubiera gustado responder?
R: Creo que hemos hablado de todo lo fundamental.Hay alguna pregunta que queda sin responder, ¿por qué en tiempos de Jesús a ningún reo a muerte lo crucifican con clavos, ni lo flagelan antes de atarlo a la cruz? ¿por qué a Jesús sí? ¿Por qué no le rompen las piernas como era habitual a los reos crucificados? Estos datos de lo que le hicieron al Nazareno están recogidos también en la Sábana.

L28. ¿Cómo titularías la entrevista?
R: La Sábana Santa, Testigo de la Resurrección.