Tremenda película que muchos recordarán en la década de los ochenta, por su dureza y ternura al mismo tiempo y que lleva en su título el indicado en la cabecera. Pero hoy los protagonistas son quienes no han podido convertirse en espectadores, porque ellos les afecta directamente el problema, un problema hiriente, canalla, incalificable, lacerante, porque si duro es estar sin trabajo, más duro es no tener techo que te cobije. Ellos se han convertido hoy en los hijos de ese “dios menor”. Desahuciados ahora, antes fueron hijos de la ilusión, hijos del trabajo, de un proyecto de futuro….hoy lo son de la desesperanza, arrancados de sus hogares de forma brutal e inhumana.
Los seres humanos no podemos permitir esto, ni antes ni ahora.
Las personas transparentes son “peligrosas socialmente”, porque a una sociedad conformista, acomodada y acomodaticia, le molesta este tipo de personas que luchan de la forma que saben y pueden por un mundo más humano. Sienta en tu mesa a un “peligroso social” y sentirás un soplo de libertad y vida. En casa lo hemos experimentado muchas veces…y es verdad. Sienta en una mesa de conferencias a un “peligroso social” y podrás comprobar que ahí no existe manipulación alguna; que el fresco aire de la libertad se adueña del ser humano, porque éste quiere que así sea. Esa supuesta peligrosidad está originada por esa transparencia del ser y cuando se habla con personas así, uno se da cuenta de lo que falta por recorrer, porque vivimos en la sociedad de la mentira, ya que… ¿lo que se siente es lo que se dice? Entonces muchos, tendríamos un problema muy serio de nariz, ya que nos crecería tanto como a Pinocho. Y habría que retrotraerse a Aristóteles, Sócrates, Eurípides, Aristófanes, Sófocles, Hypatia, Plinio, Séneca, Marco Aurelio y el “sursuncorda”, para ver las denuncias en este sentido, denuncias de la mentira y que por eso muchos de ellos fueron “descartados”.
Desde luego de los personajes citados, hasta hoy día, no ha llovido mucho, porque…¿Qué ha quedado en nosotros de aquel mayo del 68? ¿Qué del 15-M de 2.011 que fue un modelo de protesta social acuñado aquí con la “Marca España” y exportado al mundo entero? ¿La Revolución ha muerto, o está en estado de coma. Muchos en nuestra juventud nos hicimos rebeldes con causa ante tanta injusticia…. Unos con un toque de humor decían que por prescripción facultativa. No había más remedio. Pero a pesar de quedar lejos la Ilustración, el Siglo de las Luces, en estos movimientos sociales actuales, se destila cultura, emanan cultura, decencia, compromiso, espíritu crítico, razón, ciencia y fe (todo lo propio de la Ilustración). Y no son la “elite” de entonces, sino que son, somos, personas de las más diversas características y planos sociales, económicos, religiosos, ateos… ¡Ojo y que nadie nos venda milongas de que son los cuatro antisistema y cuatro perroflautas!
Se avecina algo inportante con la creación del FCSM, siglas que pertenecen a “Frente Cívico Somos Mayoría” también con factura “Marca España”. Todos nosotros, de algún modo, también somos “hijos de un dios menor” al ver a los nuestros sin trabajo, viviendo en nuestra casa, sin capacidad de emanciparse, sin esperanza en el futuro que les estamos dejando los mayores, pero con suerte después de todo, cuando se ve con tristeza e impotencia, cómo arrojan a las gentes de sus casas, como si fuesen perros. Y es que estamos sufriendo el dolor a pelo… Ya la sanidad en España no tiene anestesia para paliar este dolor. ¿Llegará el sufrimiento humano a tener fecha de caducidad? Dios lo quiera, porque hay casi seis millones de españoles comiendo del Banco de Alimentos y Europa ha recortado en más de un 60% de ayuda para España a este Banco de Alimentos.
Parece ser que estos movimientos sociales, nacidos al albor de los vientos de la suprema injusticia, puedan estar empezando no sólo a calar en la sociedad, sino a hacer posible vislumbrar un amanecer en nuestras relaciones humanas.
Ya el SUP ha pedido perdón por el modo de hacer los desalojos y eso les honra. La judicatura se plantea seriamente también el tema, porque una cosa es lo legal y otra lo moral. Algunos bancos aplazan los desahucios al menos dos años para casos graves. Se ha aprobado en C.M por dos años, la moratoria en la incoación de estos embargos para casos extremos ¿Pero qué caso no es grave, no es extremo? Hoy por hoy, tampoco es posible ni tan siquiera un alquiler social. Casi medio millón de familias están en situación de desahucio. ¿Se comerán los bancos los pisos? Desde luego boca y estómago para digerir tanto ladrillo sí que tienen, sobre todo ahora con la figura del “banco malo” (que ya veremos quién paga esto)
Pero ya quisieran muchas familias tener sólo un plato de arroz en blanco o habichuelas para cada día. Se dan muchos casos en que hay familias que con suerte, pueden comer como comen en el desierto, en cualquier país africano del Sahara(incluido) para abajo: un perol de un puñado de lentejas con cebolla y hasta el día siguiente, en que no se sabrá si hay comida; si podrán comer.
Dentro de dos años la mitad de la población activa en España, estará en paro…
Esta concienciación ha llegado… hoy es el momento del pueblo, pero no para depositar el voto en las urnas, que no toca, sino para pedir cuentas de ese préstamo en forma de voto, a esa representatividad otorgada con fe y esperanza y con total honestidad a nuestros representantes. Las imágenes de vandalismo no pueden simbolizar de forma reiterada y abusiva el sentir de la mayoría abrumadora de un pueblo. ¿A quienes sirven estos medios que se recrean en los actos vandálicos (ahora sí) de los grupos violentos llamados antisistema?
Sólo la Cultura nos hará libres. Sólo la Verdad nos hará libres. Sólo la Honestidad, la Decencia y la Solidaridad nos harán libres. Y ante este pequeño rayo de esperanza este humilde “escribidor” desea con el corazón en la mano, que el verbo “desahuciar” desaparezca del diccionario y nadie llegue a la tremenda situación de tener que conjugar su participio.
Sí desde luego, este pueblo, todos los pueblos hoy, son “hijos de un dios menor”.

Oficina bancaria en el “Gran eje” de Jaén el 14N