La jornada de Huelga General del 14N transcurrió con tranquilidad en la ciudad de Linares. Mientras la actividad fue prácticamente nula en el ya de por si desierto Parque Empresarial de Linarejos, el polígono de Los Rubiales vivió escasa actividad industrial, aunque hubo algo más de comercial, cabe recordar que parte de las empresas que se encuentran en este polígono son concesionarios de vehículos.

Al centro de la ciudad los piquetes llegaron cerca de las 11 horas, tras pasar por grandes superficies como Alcampo y Aldi. Frente a un Corte Inglés custodiado por el Cuerpo Nacional de Policía se concentraron un centenar de sindicalistas. Tras unos minutos sin incidencias la marcha avanzó hacia las calles más comerciales de Linares, donde los muchos comercios que se encontraban abiertos bajaban los cierres al paso de los piquetes para minutos después seguir con su actividad. Por la tarde la actividad comercial de franquicias y cadenas en zonas como el Pasaje del Comercio ara prácticamente normal, aunque sí se notaba falta de clientela en los comercios, no tanto en bares y cafeterías.

En el Ayuntamiento el seguimiento fue inferior al de la huelga de marzo. En las oficinas fue cercano al 50%, mayor en otras áreas como obras, o los servicios sociales de Linares, que estuvieron presentes en la manifestación de Jaén.

En la Estación de Linares-Baeza, y según CCOO, dentro de Renfe y Adif el seguimiento fue “bastante masivo”.

En la EPS de Linares hubo poca incidencia en la huelga entre profesores, aunque los alumnos sí se sumaron al paro con mayor entusiasmo. Los talleres destinados a alumnos de secundaria enmarcados dentro de la Semana de la Ciencia tuvieron que ser suspendidos ante la no presencia de éstos.

Sí fueron muchos los linarenses que se desplazaron hasta la ciudad de Jaén para secundar la manifestación que partió a las 12 del mediodía; también los hubo en la segunda manifestación celebrada a las 19 horas. Entre los manifestantes de la primera hubo presencia de concejales del Ayuntamiento de Linares, tanto de Izquierda Unida como del PSOE. En esta manifestación se vivieron momentos de tensión ante las puertas y en el interior de una oficina de La Caixa del “Gran Eje”, y de nuevo frente a las puertas de un Corte Inglés blindado por los antidisturbios de la Policía Nacional.