Tengo un amigo muy querido que me dice, con respecto a la huelga programada por los Sindicatos para el día 14 de Noviembre, que está hecho un mar de dudas.

Él es persona progresista, con conciencia social, reivindicativa donde las haya, que, a pesar de no trabajar en Santana, siempre apoyó las demandas de los trabajadores de esta empresa, y de otras muchas que han ido al traste en nuestra ciudad, solidario con los más desfavorecidos, partidario del reparto proporcional de la riqueza, incluso creo que militante de algún sindicato.

Mi amigo se plantea si hacer o no huelga el 14N porque en su empresa, que depende de un “concierto” económico con la Junta de Andalucía, ésta aún no ha pagado las dos últimas partidas que debe (que son trimestrales) y le han informado sus jefes que sólo queda dinero para cubrir las nóminas de los ocho empleados, que forman la plantilla de trabajadores del centro, correspondientes al mes de noviembre; por lo que es una incógnita si cobrarán la nómina de diciembre y la extra de Navidad.

Mi amigo está también apurado porque su esposa, funcionaria de carrera, como todos sabemos, este año no cobrará extra y, además, como muchos desconocen, de su nómina de diciembre, no sólo le van a hacer los descuentos correspondientes a la mensualidad, si no también otra cantidad como si cobrara la paga extraordinaria, lo que se traduce en que cobrará menos que cualquier otro mes.

Mi amigo está agobiado entre el corazón (ir a la huelga general por convicciones, solidaridad con los parados e ideología) y la razón (no ir porque no se puede permitir cobrar 200 euros menos en noviembre sin saber lo que va a ocurrir en diciembre, en enero…) Además, tiene dos hijos pequeños.

Con el sueldo de su esposa, me dice que ya han hecho cuentas, podrían pagar la hipoteca del piso y la letra del coche, la luz, el gas, el agua, el teléfono, el recibo de la comunidad y un impuesto municipal que toca ahora, así como el primer pago del seguro del piso, a pagar también en diciembre, que pueden dejar la ITV del coche y el seguro para otro mes. Pero, si no cobra nada en diciembre, no saben de qué van a comer.

Por todo ello, duda y me pregunta si yo conozco si los Sindicatos que convocan la Huelga General disponen de un fondo para casos como el suyo, porque en su situación laboral de impago, a partir del mes de diciembre, tampoco tendría acceso al subsidio de desempleo, ni a cobrar la ayuda familiar.

Yo le respondo que el asunto es más metafísico que los escritos de Aristóteles. Pero, así sé que no le ayudo en nada.