La asociación hace así un llamamiento a los ciudadanos como consumidores y usuarios para que respondan con la huelga a las crecientes agresiones contra sus derechos que viene cometiendo el Gobierno de Mariano Rajoy, que está dilapidando el Estado del Bienestar para satisfacer los intereses del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE) -la troika- y de los mismos que provocaron la crisis económica.
FACUA denuncia la decimonónica Ley Hipotecaria y su Reglamento, cuestionada por organismo y tribunales de justicia europeos, que tanto dolor está generando a muchas personas por los desahucios.
La Huelga General, ha de significar una movilización de protesta que deben de ejercer libremente la ciudadanía contra el poder y sus medidas, cuando estas son tremendamente injustas. La crisis neoliberal está provocando la desaparición del espacio público de todos los ciudadanos.
Antes unas medidas que son claramente injustas, porque hacen recaer un peso sobre las capas sociales más desfavorecidas, está generando un modelo de convivencia insolidario, que como dice el lema de la huelga: “Nos dejan sin futuro” a la mayoría de la población de ahí nuestro apoyo.
Estamos ante unas medidas inútiles, que no sirven para lo que dicen servir, sino para preservar los intereses de una minoría engendrando un empobrecimiento de las personas, tal y como ocurre en Grecia, Portugal y otros países dónde este tipo de medidas se vienen implantando desde hace tiempo, asimismo se están recortando “libertades democráticas” como pretenden con FACUA al intentar ilegalizarnos.
FACUA es una de las decenas de organizaciones ciudadanas de ámbito estatal que forman parte de la Cumbre Social, que ha hecho suya la huelga convocada por las dos grandes centrales sindicales, CCOO y UGT.