El paro es en España el problema principal que afecta a la sociedad, es cuestión harto sabida por todos. Vemos con asombro e irritación como cada día aumenta, sin que vislumbremos el fin de esta caída en picado. Por parte de los responsables, de los gobiernos central, autonómico, municipal, otros colectivos, sindicatos, partidos políticos y estamentos civiles como las cámaras de comercio, no hacen nada para intentar detener la caída. Antes bien, solamente saben reprocharse mutuamente las culpas y responsabilidades del desastre.
Nuestra tasa de parados a nivel nacional, es del 25 % a nivel andaluz, del 35 % y a nivel provincial, se acerca si no sobrepasa, el 40 %, ya no digamos a nivel local, puesto que en Linares, deberíamos de sumar, todos los prejubilados, de Santana y de otras empresas, con lo que el porcentaje, mejor no saberlo. Si a eso le sumamos que el 3 % de la población potencialmente activa de la provincia, cobra pensiones de invalidez, toma visos de tragedia wagneriana, en nuestra ciudad y en nuestro entorno.
Frente a ello siempre hay personas valientes, emprendedoras o no, las primeras cuando vemos se cierra un negocio, a unos trescientos metros, se abre otro, y trabajadores que no les importa, trabajar en cualquier sitio, remueven Roma con Santiago, para traer a su casa un jornal digno, y en los últimos tres meses, han trabajado en Santander, en Vigo, en Antequera y esta última semana en Cáceres, como me comentaba esta tarde un trabajador de la construcción.
Hay que tener la valentía, la osadía, de plantar cara a la crisis, este diario digital ha realizado una encuesta, sus resultados son desalentadores, de esa forma no vamos a ningún sitio. Existen unas infraestructuras industriales que se tienen que aprovechar, los sindicatos además de sus huelgas, que son de una ética poca válida, deberían junto con el Ayuntamiento promover cooperativas o sociedades anónimas laborales que con el asesoramiento de la Cámara y la Universidad pudieran estudiar algún proyecto industrial que resultase viable (pequeño electrodoméstico, fábrica de ciclomotores o bicicletas etc.,) ¿No se hace un concurso de ideas en la Escuela de Peritos? Pues póngase en práctica, haciendo corresponsables a los trabajadores, mediante lo antes dicho cooperativas o sociedades anónimas laborales y debidamente coordinadas por ciudadanos que en forma altruista lo deseen, no se trata de generar más gasto, se trata de dar empleo.
Mientras tanto y esta es una idea que ronda por mi cabeza hace ya mucho tiempo el Ayuntamiento, debería de obligar y observen que digo obligar, a las compañías suministradora de telefonía y electricidad, a soterrar todo el cableado que hay en calles y fachadas, que en algunos puntos llega a ser hasta vergonzoso. Cualquier turista que sale encantado del Pósito o del Arqueológico, se le cae el alma a los pies viendo como vuelan los cables sobre sus cabezas, cuando se dirigen a su hotel. Ya sé que se me dirá que como hacer eso, como obligar, pues proponiéndolo al gobierno que corresponda, central o autonómico, para que mediante decreto, obligue a realizar dicha tarea en un plazo determinado de tiempo. Eso podría ser una pequeña fuente de creación de empleo. Me anticipo a algún comentario: Vaya idea de bombero, es un invento del TBO. Señores, algo hay que hacer, morirse hay que morirse, pero es mucho mejor llegar a ese momento con la satisfacción del deber cumplido, personal y colectivamente.
Se ha hablado mucho últimamente, de la ITV de los edificios, por el interés que tenía puesto en la adjudicación de esto un político catalán. Fuera de ello es una cuestión que debiera ponerse en funcionamiento a nivel estatal cuanto antes pues generaría gran cantidad de puestos de trabajo. Las edificaciones envejecen lo mismo que las personas y tienen sus achaques, unas cornisas que caen de puro viejas, otras por el exceso de macetas, de hecho algún caso de estos hemos tenido en Linares en los últimos años y con triste recuerdo. Ni que decir tiene lo importante que es esta revisión de edificios en forma periódica en las zonas costeras donde existen numerosas edificaciones del boom turístico, años 60, muy deterioradas.
Un pequeño análisis y unas ideas en positivo, ¿por qué algo habrá que hacer?