Dicen que tras la tempestad siempre llega la calma, y eso es lo que pasó en el día de ayer. Después de dos días de intensas lluvias en Linares y comarca ayer por fin la meteorología dio un respiro.

Nosotros aprovechamos para ver la resaca del temporal en dos puntos singulares cercanos a nuestra ciudad, el monumento natural de El Piélago y el cauce del río Guadalimar a su paso por la Estación de Linares-Baeza. Os dejamos con las fotos y dos vídeos de ambos enclaves.