Un equipo técnico de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha realizado tratamientos contra la pocesionaria del pino en 51 hectáreas de pinar del entorno del Santuario de la Virgen de la Cabeza, donde se celebra también la romería, y en el pinar del Parque Forestal del Cercado del Ciprés.

La delegada territorial de Agricultura y Medio Ambiente, Irene Sabalete, ha explicado que estas actuaciones están dirigidas a evitar posibles daños a los visitantes y romeros que acceden a estas zonas con alto tránsito, ya que las orugas de la procesionaria del pino liberan unos pelos urticantes microscópicos en forma de arpón que ocasionan reacciones alérgicas a personas y animales. No combatir esta circunstancia podría condicionar el uso y disfrute del monte, dado que la más común de las reacciones provocadas por la procesionaria del pino son simples ronchas pero, en personas de extrema sensibilidad o alergia hacia las orugas, podrían producirse reacciones anafilácticas.

Irene Sabalete ha recordado que la Junta de Andalucía lleva a cabo esta actuación desde hace varios años en el entorno del Santuario al estar catalogado como una Zona de Especial Uso Social (ZEUS) dentro del Plan de Lucha Integrada contra la Procesionaria y la Lagarta en los montes de Andalucía. “Este año se ha tratado igualmente el pinar del Parque Forestal del Cercado del Ciprés al encontrarse afectado por la procesionaria”, ha añadido la delegada.

Estos tratamientos, inofensivos para la salud humana, se realizan con la ayuda de un vehículo con cañón pulverizador, que permite una aplicación más localizada que los tratamientos aéreos ejecutados habitualmente, consiguiendo así una mayor efectividad y un menor impacto ambiental. Tras la aplicación, la Consejería realiza inspecciones en la zona para comprobar la efectividad de las actuaciones.

Tratamientos fitosanitarios en el Santuario