Según nos ha informado la Junta de Andalucía la carretera A-303, de Linares a Guarromán, permanece cortada desde ayer entre los kilómetros 0 al 11, como consecuencia de un socavón en el punto 1,1 de la calzada provocado por las fuertes y continuas lluvias registradas durante todo el fin de semana, lo que ha obligado a cortar el paso del tráfico rodado. Actualmente se realizan labores de limpieza de la carretera y reparación del socavón para que la circulación pueda restablecerse lo antes posible.

A este incidente se han sumado otros durante los días 3 y 4 de noviembre, concretamente en la A-6175, de Porcuna a A-4 por Lopera, en su tramo de Villanueva de la Reina a Andújar, donde se cortó el paso de vehículos por un salto del río Guadalquivir a la calzada. En estos momentos se encuentra abierta tras haberse procedido a su limpieza por los equipos de conservación.

Además, en la A-319 de Peal al Tranco por Cazorla, también se cortó el tráfico en el punto kilométrico 44 debido a un deslizamiento de un desmonte, si bien el daño ya se ha reparado y se encuentra abierta tras su limpieza. Por último, en la A-6102, de Sorihuela del Guadalimar a Villanueva del Arzobispo, un salto de agua obligó a prohibir el paso de vehículos, pero ya se encuentra abierta.

El temporal de lluvias del pasado fin de semana ha provocado una serie incidencias importantes en la red autonómica de carreteras, que se han concentrado fundamentalmente en las provincias de Jaén, Córdoba y, en menor medida, Sevilla. En el resto de las provincias no ha habido incidencias de destacar, salvo alguna limpieza puntual de calzadas.