La Corporación Municipal del Ayuntamiento de Linares ha pasado su primer fin de semana de encierro en dependencias municipales. La medida del encierro, que fue tomada por los tres grupos municipales con presencia en el Pleno del Ayuntamiento, es una medida más de presión hacia la Junta de Andalucía, y apoyo hacia los extrabajadores de Santana y su parque de proveedores. De ese modo los 25 ediles, tanto del equipo de gobierno como de la oposición, exigen a la Junta que cumpla los compromisos que adquirió con la firma de los acuerdos del 14 de febrero de 2011, dentro del denominado Plan Linares Futuro. Desde el pasado jueves los concejales linarenses permanecen en Comisión Permanente en el ayuntamiento las 24 horas del día por turnos, debido a que cada uno debe cumplir con sus obligaciones profesionales. Está previsto que el encierro se mantenga mientras dure el que llevan protagonizando sindicalistas de la extinta Santana en la Consejería de Empleo de Sevilla.

Por otra parte desde la Corporación se ha solicitado a la ciudadanía linarense una movilización masiva para el próximo 21 de octubre. Fecha en la que está prevista una manifestación que se prevé recorra las calles de nuestra ciudad en solidaridad con las más de mil doscientas familias afectadas por el cierre de Santana Motor y su industrias auxiliares. Además se recuerda que dentro del Plan Linares Futuro no solo están incluidas las prejubilaciones, sino también cientos de colocaciones y el futuro económico e industrial de la ciudad.

En el siguiente vídeo podemos ver la inaudita rueda de prensa conjunta celebrada el pasado viernes en la que intervinieron el Alcalde de Linares, Juan Fernández; el portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Linares, Sebastián Martínez; y el portavoz por el grupo de Partido Popular, Antonio Martínez.

Concejales antes de la rueda de prensa del pasado viernes