El coordinador provincial de Izquierda Unida en Jaén –Luis Segura- ha manifestado- que el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2013 que ha presentado el Gobierno de la Nación supone un nuevo hachazo y una nueva discriminación para nuestra provincia, al reducirse la inversión que contemplan en más de 43 millones de euros con respecto al presente ejercicio, lo que supone una disminución de casi el 24%. Segura afirma que con estas cifras queda claro que, ni siquiera en un marco de recortes presupuestarios tan fuertes como el que globalmente representan estos presupuestos, el PP ha tenido en cuenta la situación de una provincia que, ante las nefastas expectativas existentes en relación con su principal “industria”, el olivar, para la cosecha 2012-2013, va a ser más que alarmante. El coordinador provincial de IU en Jaén continúa señalando que además de tratarse de unos Presupuestos que están claramente falseados y que no se ajustan a las previsiones macroeconómicas que están ofreciendo los distintos organismos internacionales, presentan una manifiesta ilegalidad con respecto a Andalucía, al contemplar una inversión del 15,3% sobre el total de inversión estatal, cuando el Estatuto de Autonomía para Andalucía –con rango legal de Ley Orgánica- establece que la inversión estatal anual en Andalucía ha de respetar el peso poblacional de nuestra Comunidad Autónoma, es decir, el 17,8%. Es más –continúa Luis Segura-, es observando la reducción global en inversiones que experimenta nuestra Comunidad con respecto al ejercicio de 2012, que se sitúa en el 11,8%, cuando vemos la nueva discriminación que vuelve a sufrir nuestra provincia en esta materia, al reducirse con respecto al presente ejercicio en un 23,8%. Políticamente es incomprensible, concluye el Coordinador provincial de la federación de izquierdas en Jaén, que el Gobierno del PP no solo no valore que la situación a corto plazo en nuestra provincia puede ser explosiva desde el punto de vista social, sino que además la maltrate duplicando la discriminación que, a su vez, recibe Andalucía en este Proyecto de Presupuestos.

Frente a esta situación –concluye Luis Segura- se hace imprescindible una fuerte respuesta social que, en nuestra provincia, está aún más justificada si cabe que en el resto del Estado, dirigida a exigir una rectificación de estas políticas tan dañinas socialmente e injustas y discriminatorias desde el punto de vista territorial.