El subdelegado del Gobierno, Juan Lillo, ha informado hoy al alcalde de Baeza, Leocadio Marín, del estado en que se encuentra el proyecto de construcción de un acceso a esa ciudad desde la futura autovía A-32, de la que actualmente se están ejecutando varios de sus tramos, uno de ellos (Ibros-Úbeda) a punto de finalizar.

Leocadio Marín, que ha estado acompañado en esta reunión por el concejal de Infraestructuras, Bartolomé Cruz, ha trasladado al subdelegado la aspiración de Baeza de contar con esta conexión con la autovía, idea que ya fue planteada por anteriores corporaciones municipales. De acuerdo con el estudio presentado a Juan Lillo, el enlace directo desde la pedanía de La Yedra, supondría un ahorro de más de 15 kilómetros, ya que los baezanos no tendrían que ir hasta Úbeda para llegar a su ciudad.

Juan Lillo ha recordado que en enero de este mismo año el Ministerio de Fomento aprobó de manera definitiva el expediente del proyecto para el trazado del nuevo acceso a Baeza desde la A-32, así como del enlace de esta autovía con las carreteras N-322 y A-316. Las obras cuentan con un presupuesto estimado de 2.005.568 euros y actualmente se encuentran pendientes de licitación. El proyecto consiste en la construcción de un semienlace de conexión con la carretera provincial JA-4109, que permite la comunicación directa de Baeza con la autovía.

Por otra parte, el subdelegado del Gobierno se ha comprometido a informar a la Demarcación de Carreteras del Estado de Andalucía Oriental de la petición del alcalde baezano sobre la posibilidad de actuar en algunos caminos rurales del término municipal de Baeza que se han visto afectados por la realización de la nueva autovía.

Reunión del alcalde de Baeza, Leocadio Marín con el subdelegado del Gobierno, Juan Lillo