El consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, presentó el pasado viernes los resultados del programa de investigación y excavaciones arqueológicas Proyecto Forum MMX en el Conjunto Arqueológico de Cástulo de Linares (Jaén), que ha permitido recuperar espacios significativos del centro monumental de esta antigua ciudad ibero-romana, una de las más importantes de la antigüedad en el sur peninsular.

El proyecto Forum MMX, que se desarrolla desde hace más de un año, tiene como objetivo revalorizar este yacimiento de gran potencial para la investigación arqueológica, con una ocupación ininterrumpida desde finales del III milenio a.C. hasta el siglo XV, declarado Bien de Interés Cultural y dotado el año pasado de la estructura administrativa de Conjunto Arqueológico por la Consejería de Cultura y Deporte.

Luciano Alonso destacó el valor patrimonial de Cástulo, que ha quedado constatado en el resultado de las intervenciones arqueológicas, con importantes hallazgos de nuevas estructuras y elementos, como el reciente descubrimiento de un gran mosaico policromo con escenas figurativas, de alta calidad artística y muy bien conservado.

Ante la proyección de los nuevos hallazgos, el consejero explicó que su departamento se plantea como objetivos una eficaz conservación del yacimiento, incluidas mayores medidas de seguridad; seguir investigando y potenciar el conocimiento público del conjunto, a través de la mejora de accesos y recorridos interiores, señalizaciones y, entre otras medidas, la gestión de un programa de difusión dirigido especialmente a la comunidad educativa.

Para el desarrollo de estas iniciativas, y dado el contexto económico actual, Alonso señaló que será necesario mantener las actuales vías de colaboración entre las distintas administraciones públicas, como el Ayuntamiento de Linares o la Diputación Provincial de Jaén, y contar con nuevas formas de financiación y patrocinio. También se refirió a la cooperación del voluntariado cultural y de los movimientos de participación ciudadana.

Proyecto Forum MMX

El proyecto Forum MMX está dirigido por la Consejería de Cultura, redactado por el Centro Andaluz de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén y cuenta con la financiación de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía, así como con la participación del Ayuntamiento de Linares.

El programa ha logrado reunir a un amplio equipo técnico de todas las disciplinas relacionadas con el patrimonio arqueológico (arquitectura, informática, restauración, topografía, biología, comunicación pública, geofísica, sociología, arqueología, etcétera). Además, el estudio ha contado con el uso de nuevas tecnologías y con la participación de un gran grupo de voluntarios.

Los trabajos han recuperado espacios significativos del centro monumental de la ciudad ibero-romana de Cástulo, contribuyendo así a la revalorización de este sitio, que es el sexto conjunto arqueológico de Andalucía. Las investigaciones se han materializado en la arquitectura exhumada, que denota singulares conocimientos y saberes prácticos.

Las excavaciones prospectivas han identificado dos lugares públicos. En el centro de la ciudad amurallada, se ha constatado una extensa remodelación urbana en torno a un edificio -con una superficie superior a los 900 metros cuadrados-, reconocido como un lugar de mercado y almacenamiento. Una vez abandonado, se detecta cómo los dos callejones laterales son ocupados por construcciones, donde se han recuperado lucernas con la menorah -o candelabro de siete brazos- y otros objetos característicos de la comunidad judía.

En el otro sector explorado, una edificación de carácter religioso -tal vez la sede del culto imperial- se levanta sobre un pódium de un metro para presidir una plaza anexa. Esta construcción muestra unas extraordinarias condiciones de conservación y es aquí donde han tenido lugar los hallazgos de magníficos mosaicos. La inmediata e intencionada destrucción de esta obra puede evidenciar un fuerte conflicto político, que se relaciona circunstancialmente con los efectos de la ‘damnatio memoriae’ -o condena de la memoria- del emperador Domiciano (finales del siglo I d.C.), decretada por el Senado romano después de su asesinato. Un siglo más tarde, estas ruinas fueron habitadas -se encuentra entonces una pobre arquitectura marginal- y, aún después, sirvieron de lugar de enterramiento, tal vez vinculado a un cercano edificio dedicado al culto cristiano.

Mosaico del Alto Imperio Romano

Este edificio estaba pavimentado con los citados mosaicos, entre los que destaca particularmente uno figurativo del Alto Imperio Romano, que llama la atención por su excelente estado de conservación y gran calidad artística. Sus dimensiones excavadas son de 12 por seis metros aunque se cree que la estancia que decoraba tendría un tamaño de 12 por 12 metros.

De este mosaico sobresale su enorme variedad cromática y la calidad de ejecución, además de la temática de sus motivos figurativos. Se ejecutaron con teselas de pequeño tamaño, características del Alto Imperio y semejantes a las de Pompeya o Itálica, de piedra y pasta de vidrio en tonos rojos, amarillos, verdes o azules.

Entre los motivos figuran una gran variedad de animales, como una tigresa, una leona, un león, un jabalí, un venado y un caballo o una yegua, todos ellos de gran carga simbólica en la cultura clásica. Aparecen también las representaciones de las cuatro estaciones del año y destacan en su parte central dos escenas que cuentan, de forma clara, dos mitos clásicos: uno es el del juicio de Paris, por el que comenzó la guerra de Troya, y el otro narra el mito de Selene y Endimión, pastor del que aquella se enamoró y que cayó en un profundo sueño del que solo se despertaba para ella.

Los estudios estratigráficos preliminares de los arqueólogos han determinado que se trata de un mosaico de finales del siglo I o principios del siglo II. El mosaico no presenta señales de desgaste por uso y apareció debajo de una capa fina de cenizas, lo que lleva a pensar que el edificio fue destruido de forma inmediata tras la finalización de su erección.

Tras las tareas de excavación se seguirán acometiendo trabajos de conservación del yacimiento y de conservación y catalogación de los materiales recuperados, tanto en el Conjunto Arqueológico de Cástulo como en los talleres del museo.

Gracias a estas intervenciones se podrá recuperar para la visita pública un amplio espacio del centro monumental de la ciudad romana, al que seguirán en los próximos años otros lugares como el castillo de Santa Eufemia, el urbanismo ibérico, el puerto fluvial o el sistema de abastecimiento de agua a la ciudad en la antigüedad.

Restaurando el mosaico