El cadáver de Juan Carlos Campillo Flores, el linarense desaparecido el pasado 24 de agosto, fue encontrado en el día de ayer por agentes de la Policía Nacional en el recinto de las antiguas azucareras. Fuentes policiales han indicado que el cuerpo se encontraba cercano a la vía del tren y que en un principio “no hay síntomas de una muerte violenta”, siempre a falta de conocer el resultado de la autopsia que deberá practicarse al cadáver.