En el día de ayer se puso en marcha la nueva rotonda que ha supuesto un cambio en la ordenación del tráfico en el denominado cruce de “La Florida”. Una rotonda que según se ha informado desde el Ayuntamiento de Linares, permanece “de momento” con carácter provisional. Con esta prueba se pretende comprobar la eficacia de esta medida tomada desde el Área de Movilidad Ciudadana del consistorio linarense. Lo que sí parece claro es que en el caso de que pase a ser definitiva, no se construirá una nueva rotonda de obra, sino que se dejará con unas características similares a la que actualmente podemos encontrar en la barriada de la Paz.

A primera hora del día, los operarios municipales se apresuraban en las labores de señalización, pintura y reordenamiento del tráfico. Mientras, Policía Local guiaba y corregía a los conductores que sorprendidos, no sabían exactamente por dónde debían circular.

El alcalde de Linares, Juan Fernández, y el Concejal de Obras, Joaquín Robles, nos contaron en la mañana de ayer in situ cuáles son los objetivos de esta medida.