Portada Categorías Opinión IVE, mi derecho

IVE, mi derecho

Sí, es IVE y no IVA, no se trata de una errata no voy a reflexionar sobre economía sino sobre Derechos con mayúsculas, en concreto de la defensa de mi DERECHO A ELEGIR LIBREMENTE y de mi DERECHO A LA SALUD.

En los años 80 IVE era un término que muchas jóvenes conocíamos y que costó muchos años de lucha. Como ya he dicho, no se trata de la abreviatura de un impuesto mal escrito se trata de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.
En este país, en el que algunos piensan que los derechos y las libertades han crecido como los champiñones, algunas y algunos tenemos aún memoria y recordamos lo que muchísimo que costó conquistarlos. Como decía, recordando me viene la memoria como en los años 80 se vivió como un triunfo la despenalización de tres supuestos en los que el Estado permitía a algunas mujeres decidir sobre su maternidad. Vamos a ver si nos enteramos, el Estado seguía manteniendo en el código penal el delito de aborto, por el que tanto la mujer a la que se le practicaba como los que interviniesen en el mismo iban a la cárcel, porque en esta España ultracatólica se estimaba que el bien jurídico “nasciturus”, esto es el que nacerá, debía prevalecer sobre el bien jurídico “salud y libertad de la portadora del nasciturus”.
Precisamente porque es un tema que levanta pasiones se me pone la carne de gallina (permítaseme la expresión) cuando escucho en Intereconomía al Ministro de Justicia decir que tiene que cambiar la Ley de plazos porque tiene que cumplir con un Convenio Internacional. O sea que en este caso es inaplazable y fundamental aplicar el convenio internacional pero sin embargo en otros convenios internacionales como el de Kioto ya veremos si conseguimos encontrarnos en la coyuntura económica que permita cumplir …. Vamos excusas, se está usando ese convenio para fundamentar una reforma que no tiene sentido. Pero aún hay más argumentos, que para eso es ministro, y es que, además, tiene que hacerlo porque tiene que aplicar la doctrina del Tribunal Constitucional de una sentencia que se dictó en 1985 y que, por cierto le hizo mucha pupa a su papá porque, precisamente, fue esa sentencia, la misma que ahora quiere utilizar como argumento para reformar la Ley de plazos, en la que los jueces del Tribunal Constitucional le dijeron a su padre José María Ruiz Gallardón que la Ley de supuestos era constitucional y precisamente gracias a esa sentencia esta Ley ha estado vigente en España durante más de veinte años.
Y en todo esto yo no entiendo, ¿Por qué me tiene que obligar a tener un hijo o hija a sabiendas de que puedo morir o de que va a tener malformaciones o discapacidades? ¿De dónde le viene ese poder divino al Estado?, ¿Por qué este gobierno que tiene mayoría absoluta y que puede hacer todo lo que quiera no usa ese poder para cubrir las necesidades de sus ciudadanos? ¿Por qué no se respeta mi libertad y mi derecho a mi propia salud? ¿Por qué la ética de Señor Gallardón, por muy ministro que sea, es más válida que la mía? Y, en el caso de que me obliguen a elegir entre tener un hijo o hija con malformaciones o con discapacidad o ir a la cárcel ¿dónde va a estar este Señor?, sospecho que en su pisito de protección oficial en un barrio del extrarradio de Madrid, trabajando como educador de calle y explicándole a los jóvenes la diferencia entre anticoncepción y contracepción. ¿O no?. Y, por cierto, … de Cotino ni hablamos.

Fuentes:
http://www.intereconomia.com/video/gato-agua/alberto-ruiz-gallardon-sobre-reformas-ley-aborto-20120726
http://www.elplural.com/2012/07/30/el-aborto-alberto-ruiz-gallardon-y-su-padre-don-jose-maria/
http://www.elmundo.es/elmundo/2012/07/23/espana/1343035881.html
http://hj.tribunalconstitucional.es/HJ/es/Resolucion/Show/433

 

Foto JPCatepillan

14 Comentarios

  1. Sra. Estévez, un excelente artículo que pone los puntos donde tienen que estar, en la lógica y el derecho de una embarazada a decidir sobre su persona.
    Cuando se transgrede la libertad de una persona se cae fácilmente en la tiranía y ésto a mi juicio es lo que ha hecho el Sr. Gallardón utilizando su poder, que no su autoridad. Personalmente creo que la Ley estaba bien construida.Para una madre, tiene que ser durísimo tomar una decisión de semejante calado en la que está en juego su vida y la de un hijo.Quizá este buen Sr. quiera hacernos retroceder a la España ultra católica y ultra conservadora en que los homosexuales y las prostitutas daban con sus huesos en la cárcel amén de las mujeres que abortaban. Qué pena
    Enhorabuena por su artículo.Saludos

    0

    0
    • Sr Parrilla, releyendo alguno de sus escritos ,que muchas veces he felicitado, me encuentro con uno : “resurgirá la I C en primavera” en ese articulo Vd pone un párrafo”me siento avergonzado como cristiano católico” y un poco mas abajo “me siento dentro de ella” refiriéndose a la Iglesia. Por lo tanto hay algo que no me cuadra con su opinión anterior. No creo que nadie que digamos pertenecer a la Iglesia,podamos apoyar el aborto,posiblemente Vd tendrá motivos para rebatir , pero así en principio creo que el Cristianismo y el catolicismo, no van unidos al aborto,ni creo que sea algo para modernizar. Sabemos lo que para la Iglesia es un ser humano, lo tomamos o lo dejamos, pero no es discutible

      0

      0
  2. Sr Parrilla dice VD “esta en juego la vida de una madre y un hijo”No, la del hijo no esta en juego, esta destinado a desaparecer.Discrepo de Vd no hace falta ser ni ultra católico ni ultra conservador para estar en contra del aborto en todos los supuestos. ¿quien soy 6yo para decidir la vida de otro?

    0

    0
  3. Pues eso, ¿quién es Gallardón para decidir sobre la vida de la madre?, se trata de tener libertad para poder decidir sin la amenaza de la carcel y con garantías sanitarias.

    0

    0
  4. Bienvenida a la opinión, Isa, yo no voy a andar con protocolos cuando tanto compartimos… También bienvenida a la opinión razonada y razonable. Te deseo una andadura fructífera de la que no dudo porque todo se aprende… empezando y porque escribir es …mojarse.
    Me tienen aburrida todos los salvadores, tu tema es vital e importante pero ya lo habíamos zanjado, como tú dices, y yo no soy la salvadora de nadie ni permito que me perdonen la vida a estas alturas. Este señor ministro, me he negado a dar nombres, digo el presidente, la vicepresidenta, el ministro… pues éste, como decía, es de lo más reaccionario, ha tenido sus traumas y ahora lo quiere solucionar a nuestra costa. Yo no tengo ninguno, sólo creo en la libertad y para vientres de alquiler que antes en vez de recortar en derechos sociales, yo diría humanos, que ponga a diposición de tantas jóvenes, de tantas mujeres, una solución real. Yo estoy de acuerdo con aquellos supuestos dentro de la libertad, por lo tanto hablo por mí y te digo que el que me competería a mí que es el de violación, si hubiera sido por alguien como él… lo tendría bastante claro. De mujer a mujer, de amiga a amiga, sabes que estoy y me enorgullece verte por aquí. Lo harás bien.

    0

    0
  5. Excelente y documentado artículo propio de su exquisita formación y conocimiento. Como mujer, me reservo el derecho de elegir en beneficio a mi salud y vida. Si un niño va a venir al mundo con una malformación (que puede ser de todo tipo y grado) necesitará en muchos de los casos unos cuidados sanitarios, que no todas las familias pueden sufragar, para no vivir de manera indigna (no creo que sea necesario abrir un debate sobre el término “dignidad humana”) y por tanto destinarlo a una existencia cruel, eso sería enterrarlo en vida. Ante esto, viendo el panorama en cuanto a sanidad y bienestar social al que nos están sometiendo esta padilla de gobernantes, no creo que, en caso de necesidad, se ofrezcan ayudas a aquellas familias con niños discapacitados (por malformaciones u otras minusvalías) que no puedan proporcionar a sus hijos una VIDA (porque vivir no es mantener a alguien enchufado a una serie de máquinas, es mucho más). Comparto su opinión Isabel. Siga escribiendo, la animo. Estaré encantada de leer otro artículo suyo.

    0

    0
  6. El aborto es el más cruel y cobarde de los asesinatos.
    Una mujer que despedaza a su propio hijo nonato y desecha sus restos por el desagüe no es ni será nunca una madre. Sí un monstruo.
    Hoy día en los países occidentales quien se queda embarazada es por que quiere. Utilizar el aborto como anticonceptivo, además de inmoral, es producto de una mente enferma y desquiciada.
    Y ninguna religión, ninguna, tolera el aborto.

    0

    0
  7. Sra. Isabel,sólo estoy de acuerdo con el aborto, en los tres casos que indica la Ley, que sabe cuales son,siguiendo la ley de plazos establecida.
    Respecto de mis afirmaciones como cristiano que Ud. indica, he de decirle que me considero una persona adulta en la Fe, y por tanto tengo derecho a cuestionar ciertas afirmaciones o declaraciones que determinados miembros de la jerarquía eclesiástica hacen, cuando a mi juicio sean erróneas. No por tener una Dignidad eclesiástica, un obispo,cardenal o el mismo Papa hay que obedecerlos a pies juntillas, sin valorarlas ni cuestionarlas. Los tiempos del Catecismo, como verdades que había que creer ya pasaron a Dios gracias.Hoy parte de la jerarquía, ha perdido su credibilidad moral como Pastores y desde luego un rebaño no puede seguir a algunos que no tienen esa credibilidad.

    0

    0
    • ¿Todavía no se ha enterado que el cristianismo es mucho más amplio que el catolicismo? Existen miles de clases de evangélicos, protestantes, ortodoxos, maronitas, coptos, samaritanos, y un interminable etc etc.
      Y repito, ninguna religión, incluidas las orientales, totalmente alejadas del judeocristianismo, tolera el aborto en ningún caso. Todo lo demás es hacer juegos de palabras.
      Quien se considera integrante de cualquier religión y a la vez acepta el aborto, incurre en una incongruencia total y completa, y más le valdría, de ser coherente, salirse de su credo y fundar su propio culto (pagano por supuesto).

      0

      0
      • Es que las religiones no son las que tienen que decidir sobre este asunto. Es la libertad individual la que está en juego. Además, si alguien “peca” por abortar, no se preocupe, irá,según todas las religiones que defiende, al infierno, así qué todo arreglado.

        0

        0
  8. Creo que como entretenimiento ideológico debatir en pleno siglo XXI sobre el aborto es sencillo. Muchos se frotarán las manos advirtiendo que, mientras las mentes pensantes (como las nuestras) se enfrascan en discusiones decimonónicas, la economía de este país va al traste y nadie hace nada para evitarlo.

    Sin compartir con la autora una postura visceral frente al cristianismo, pienso que el aborto debería ser un tema superado. En mi opinión, una mujer adulta y mentalmente responsable, debería elegir libremente, sin supuestos, lo que hacer (después de oír al padre, a los abuelos y a las Organizaciones pertinentes si se quiere) A nadie se obliga a abortar. Una política educativa, inexistente al respecto, evitaría un número de abortos; otros se seguirán practicando, o en malas condiciones para la madre o en el extranjero.

    Todo lo demás es enmascarar una sociedad,que en teoría debería ser laica, en una religiosidad que no corresponde en nuestra Constitución.

    La sociedad española no evoluciona, nunca será una sociedad moderna, mientras estemos mirándonos tanto el ombligo y obligando por ley a hacer lo que una supuesta mayoría desea que se haga sin más fundamento que el de la imposición de una ideología o de una religión. Otras hizo el anterior gobierno que en su momento critiqué; pero ahora toca hacerlo a esta Ley de Gallardón. A sensu contrario, miren lo de China, si es niña, aborto obligatorio (creo que está cambiando esta política afortunadamente para las nilas)

    Un artículo valiente y necesario desde mi punto de vista Sra. (o Srita.) Estévez.

    Un saludo.

    0

    0
  9. España se ha convertido en el matadero internacional.
    No produce premios nobel de ciencia, ni medallas de oro, ni nada de calidad.
    Pero en clínicas abortivas Spain la primera. Hay que destacar en algo.
    Se ha pasado del machista “la maté porque era mía” al feminazi “lo maté porque era mío” (a su bebé neonato).
    Las abortitas defienden el derecho a decidir sobre su cuerpo, pero ese bebé no es vuestro cuerpo, es un niño independiente de vosotras.
    Y sólo es vuestro producto en un 50%, el otro 50% pertenece al padre.

    0

    0
Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso