Los diputados autonómicos del PP de Jaén han asistido hoy a la reunión del grupo parlamentario del PP de Andalucía que se ha celebrado en Ronda. Catalina García ha lamentado “que la provincia de Jaén esté en boca de todos por la corrupción del gobierno socialista en la Junta. Jaén, con Invercaria, se ha convertido en el nuevo epicentro de las corruptelas del PSOE, que no prescriben nunca”.

García afirma que “los consejeros socialistas y jiennenses Gaspar Zarrías, Antonio Ávila y Mar Moreno, deberían explicar en el Parlamento su responsabilidad directa en que más de 50 millones de euros en ayudas a empresas de Mancha Real, La Carolina y Arjonilla no se hayan recuperado”.

La parlamentaria jiennense señala que “en su día, el PSOE se encargó de vender estas ayudas a bombo y platillo, sin embargo ahora, que no se sabe a dónde han ido a parar, nadie dice nada”.

Según la diputada Popular, “con el Partido Socialista en el gobierno desaparecen empresas y dinero, algo que parece no importar a IU con tal de pillar algunos sillones. Esperamos que Izquierda Unida apoye la creación de una comisión de investigación sobre la gestión de fondos públicos llevada a cabo por la sociedad pública Invercaria entre 2005 y 2010. A Valderas se le presenta una ocasión inmejorable para apoyar sin fisuras ni condiciones la creación de esta comisión”. Catalina García añade que “el mejor antídoto contra la corrupción de los gobiernos socialistas de Andalucía es la transparencia”.

La diputada del PP de Jaén señala que el PSOE de Jaén “debería dar explicaciones sobre este escándalo que está afectando a la provincia y, de paso, que digan dónde van a aplicar el recorte de 2.700 millones de euros de los presupuestos de la Junta”. Catalina García recuerda al PSOE que “es la Junta la que, ni tiene dinero, ni quien se lo preste, y el Gobierno central es el que está posibilitando que se pueda facilitar el pago de facturas y librar de la quiebra financiera a Andalucía”. “El PSOE de Jaén está centrado en sus problemas internos que se han evidenciado después de que Griñán haya colocado en su Gobierno a los perdedores del Congreso Federal del PSOE y haya expulsado a quienes no le eran afines, como la consejera Micaela Navarro”, ha sentenciado García.