La lluvia fue la gran protagonista de la edición 2012 de las tradicionales Cruces de Mayo. El agua que cayó en especial durante el pasado sábado sobre la ciudad de Linares deslució la fiesta, restando vistosidad y público alrededor de las cruces. Afortunadamente ayer domingo el sol se impuso sobre las nubes y el líquido elemento y permitió que la fiesta estuviese presente junto a las cruces, especialmente a mediodía.

El jurado tras visitar las diecinueve cruces participantes en el concurso de este año, decidió que la ganadora del primer premio fuese la cruz situada en el patio de la cofradía de “El Rescate”, el segundo se lo llevó  la Hermandad de “El Nazareno”, quedando el tercer premio para la “Residencia de Personas Mayores Santa Teresa”.

Os dejamos con un vídeo y reportaje fotográfico de algunas de las cruces situadas en el Casco Antiguo de Linares, entre ellas las galardonadas con los dos primeros premios.