En la tarde del 3 de mayo asistimos al sexto concierto del festival, en esta ocasión en El Pósito, siendo el segundo que se celebra en este magnífico auditorio que tenemos en nuestra localidad, lugar en el que se están realizando las actuaciones de grupos que ofrecen un concierto-espectáculo.
El jueves tuvimos la oportunidad de disfrutar del “Trío Artemis”, compuesto por Laura López Bernad (violín), Rebeca García Díaz (piano), y Laura Gómez García (violonchelo).
El trío, fundado en 2009, tituló su actuación : “Homenaje a a Astor Piazzola” (1921-1992).
Comenzaron el concierto con Oblivion, obra por la que Astor Piazzola fue nominado en febrero de 1993, después de su muerte, para los Premios Grammy 1992 en la Categoría de Mejor Composición Instrumental. Calmado comienzo que nos hizo entrar en situación y acomodarnos relajadamente en nuestras butacas, gracias también a que su música iba acompañada de unas preciosas imágenes proyectadas. A continuación el trío interpretó el conocidísimo y salvaje Libertango (palabra compuesta por los términos “libertad” y “tango”, presumiblemente como bandera de la libertad creativa que buscaba Piazzola al crear el llamado “Tango nuevo” a diferencia del tango clásico), haciéndonos vibrar con la sensual melodía y los marcados ritmos compuestos en un golpe genial por el maestro argentino en 1974.
Concluyeron la primera parte con la Milonga del Ángel, otra de las obras más populares del homenajeado.
En la segunda parte interpretaron Cuatro Estaciones Porteñas, que fueron originalmente concebidas y tratadas como composiciones independientes en lugar de una suite, pero el Trío Artemis, al igual que en alguna que otra ocasión el quinteto del bandoneista argentino, ha decidido incluirlas en el programa como un conjunto en su actuación, en la que también intervino la bailarina Raquel Parrilla, aportando su arte a un momento mágico, en el que además hubo poemas recitados.

Momento de la acutación