Durante la tarde de ayer -por el pasado jueves-, los propietarios de las empresas Gama y Linapin, dedicadas a recubrimientos industriales que operan desde el extinto Parque Empresarial de Santana Motor, han mantenido una reunión con el portavoz del PP de Linares, Antonio Martínez, y los concejales Rosel Giménez, Antonio Delgado y Miguel Ángel Díaz Lorite, con el objetivo de trasladar su preocupación ante el peligro de ser desalojados por la Agencia IDEA.
Gama y Linapin son dos empresas en las que trabajan 25 empleados. Según ha explicado su director, Juan Casado, “con el cierre de Santana perdimos el sesenta por ciento de la facturación, por lo que, por un lado, no podíamos hacer frente al alquiler de una de las naves y, por otro, tampoco sabíamos a quién debíamos pagar dicho alquiler, ya que nuestro contrato de arrendamiento fue firmado por Santana Motor S.L.”. Así las cosas, pasaron los meses hasta que recibieron una carta remitida por la Agencia Idea, quien se presentaba como arrendataria y reclamaba la deuda contraída, 33.000 euros.
“Aunque hemos mantenido varias reuniones con representantes de la Agencia Idea, no han estado nunca dispuestos a facilitarnos la negociación ante el pago de la deuda y, el martes pasado, recibimos una demanda en la que nos citan para un juicio civil el próximo 29 de marzo, o seremos desalojados el 15 de mayo.
Juan Casado, director de Gama y Linapin, ha explicado que han propuesto a la Agencia Idea, a través de un plan de viabilidad, “la fusión de ambas empresas para ahorrar costes y de ese modo salvaríamos 19 puestos de trabajo”, ha explicado Casado, “pero ni aún así hemos conseguido que Idea paralice el proceso judicial y el desalojo, por lo que nos tememos que, de seguir así, tengamos que cerrar ambas empresas”.
Desde el Partido Popular de Linares “no comprendemos esta actitud, tal y como está el tejido industrial linarense. Desconocemos porqué la Agencia Idea, perteneciente a la Junta de Andalucía, no ha paralizado ya el proceso legal y negociado la deuda para impedir que otras dos empresas más echen el cierre, dejando a otros 25 trabajadores linarenses más en la calle, por lo que haremos todo lo que esté en nuestra mano para aclarar y solucionar esta situación”, ha declarado Antonio Martínez.

Momento de la reunión