Salzburgo, después de Viena, es posiblemente la ciudad de Austria más conocida. Su nombre oficial en alemán es Salzburg, significa algo así como “castillo de la sal”, que proviene de las barcas que transportaban sal en el siglo VIII y que debían pagar un impuesto. En esta bella ciudad se encuentra la casa en la que nació y vivió uno de los mayores genios de la historia de la música, Wolfgang Amadeus Mozart.

El casco antiguo está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1996. Sobre éste, destaca el castillo de Hohensalzburg, además de las muchas torres de las iglesias y la catedral.  Otro de los atractivos turísticos que el viajero puede visitar es su singular cementerio. Además la cultura es parte fundamental de esta ciudad, destacando el afamado Festival de Salzburgo, que se viene celebrando anualmente en la ciudad desde 1920.

Las montañas, son el paisaje que domina la ciudad, sin embargo cuando visité Salzburgo en julio de 2005, la región se encontraba bajo un periodo de lluvias que incluso amenazaba con el desbordamiento del río Salzach. Las nubes nos privaron de las vistas a las montañas, sin embargo nos regalaron esta bella y húmeda estampa de la zona monumental de Salzburg.

Salzburg