En la mañana de ayer, 8 de marzo, miembros de la Asamblea de la EPS de Linares comparecieron en rueda de prensa para denunciar lo que ellos consideran como “nuevos engaños” de la Junta de Andalucía por incumplimiento del calendario de financiación aprobado. En esta comparecencia anunciaron el inicio de una campaña de concienciación ciudadana y movilizaciones, “al objeto de que las partidas correspondientes a la anualidad del 2011 se transfieran a la Fundación a la mayor brevedad posible”.

Os dejamos con un vídeo en el que la portavoz de la asamblea Miriam Martínez, lee un comunicado, que además reproducimos a continuación de manera íntegra. En el segundo vídeo aparecen las declaraciones del Director de la EPSL, Javier Rey. Además Miriam Martínez nos detalla las acciones que se van a seguir de cara a conseguir la buscada concienciación ciudadana.

COMUNICADO DE LA ASAMBLEA

El 8 de Noviembre de 2011 el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía acordaba la concesión a la Fundación Campus de Linares de una subvención por importe de 16,8 millones de € para la culminar la ejecución del Campus Científico-Tecnológico de Linares, fijando la conclusión de dicha infraestructura para finales de 2013. Poco tiempo después (el 14 de Diciembre de 2011), se publicaba en BOJA resolución de 29 de Noviembre de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, en la que se indicaba el calendario plurianual de financiación y las aplicaciones presupuestarias correspondientes a cada ejercicio.
Después del acto propagandístico de colocación de la 2ª primera piedra, celebrado en Linares el 30 de Enero de 2012 (último día hábil para este tipo de actos antes de las elecciones andaluzas), advertíamos que los 4,2 millones de € correspondientes a la anualidad del año 2011 no se habían transferido a la Fundación, ni el Consejero Ávila había aportado fechas concretas a preguntas de los medios de comunicación. En aquel momento, ya denunciábamos que “los edificios no se construyen con palabras sino aportando la financiación acordada por el máximo órgano de gobierno de Andalucía”. Queremos señalar que el Sr. Griñán, Presidente de las Junta de Andalucía, tiene la obligación cumplir y exigir el cumplimiento de los acuerdos del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía.
Según hemos podido conocer por los medios de comunicación, la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia comunicó a la UJA su intención de abonar parte de la financiación correspondiente al año 2011 durante el mes de Febrero. Recientemente, hemos podido constatar que “de lo dicho al hecho existe un gran trecho, sobre todo cuando nos referimos a intenciones, compromisos y acuerdos de la Junta de Andalucía”. A día de hoy, las transferencias de la Junta de Andalucía no han llegado y, lo que es peor, ni se las espera, a tenor de los reiterados retrasos e incumplimientos de la Junta con el Campus Científico-Tecnológico, en particular, y la ciudad de Linares, en general.
En el acto electoralista de colocación de la 2ª primera piedra, el Consejero Ávila realizaba las siguientes declaraciones: “el Campus de Linares jugará un papel clave en el desarrollo social y económico de Andalucía, integrando la formación universitaria y profesional con el desarrollo de I+D+i en campos altamente competitivos, como las TIC o las ingenierías industriales…”, “la Junta de Andalucía cumple con sus compromisos de inversiones estratégicas en Linares para impulsar el desarrollo del municipio y la comarca”. En respuesta a estas declaraciones, la Asamblea de la EPS de Linares advierte de las serias consecuencias que pueden derivarse de los incumplimientos con el Campus de Linares del tándem Ávila-Triguero y, por tanto, de la Junta de Andalucía:
• Ralentización e incluso paralización de las obras del Campus de Linares por posible impago de las certificaciones mensuales de obra. El caso del Complejo de Laboratorios de I+D es especialmente crítico, al encontrarse la empresa constructora en concurso de acreedores.
• Destrucción de empleo en el sector de la construcción, especialmente castigado por la crisis, y en una comarca laminada por el cierre de Santana y sus empresas auxiliares. Superadas las fases iniciales de obra, la construcción de las 4 Edificios en marcha dará empleo a más de 300 trabajadores directos y otros tantos indirectos. Actualmente, alrededor de 150 trabajadores de la construcción desarrollan su actividad en el Campus de Linares.
• Cercenar el desarrollo de los estudios universitarios en Linares y del nuevo modelo productivo basado en el conocimiento y en la relación Universidad-Empresa que la Junta de Andalucía pretende implantar en la comarca de Linares. Ambos objetivos pasan por la rápida construcción y puesta en funcionamiento del Campus Científico-Tecnológico de Linares, proyecto que recientemente ha atraído a representantes de Universidades Alemanas para la materialización conjunta de iniciativas formativas y de I+D.
• Falta de eficiencia de la Junta en la gestión de recursos públicos. La inversión realizada hasta la fecha en el Campus Científico-Tecnológico se sitúa en torno a los 50 millones de € (incluyendo los terrenos cedidos por el Ayto. de Linares, “valorados” por esta administración local en 28 millones de €). Cada día de retraso en la construcción de Campus supone un día de inversión no productiva, un día de posible deterioro de instalaciones y un día de pérdida de oportunidades en un ciudad como Linares que languidece ante las políticas dilatorias y erráticas de la Junta de Andalucía.
• Los ciudadanos perderían la credibilidad en las instituciones del estado. Si los acuerdos del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía no se cumplen, en tiempo y forma, si éstos se convierten en “papel mojado”, la democracia y las instituciones que la sustentan resultan seriamente dañadas. Queremos llamar la atención a nuestros gobernantes, ACTUALES Y FUTUROS, de la gravísima irresponsabilidad que supone el incumplimiento de acuerdos adoptados por el Consejo de Gobierno o el Parlamento de Andalucía. ¿Qué pueden pensar los ciudadanos cuando los recursos públicos no se aplican para el fin al que fueron destinados?. ¿A dónde puede conducirnos esta “política escapista” en donde no se cumple lo acordado por las máximas instancias del Gobierno?.

Hace cuatro meses, el Consejo de Gobierno de la Junta acordaba la concesión de la subvención necesaria para la finalización de la obras del Campus de Linares. Escarmentados por los continuos incumplimientos de la Junta de Andalucía, tomamos la decisión de continuar atentos al desarrollo de los acontecimientos. Hoy, podemos afirmar que nuestra desconfianza no era infundada. Las obras se iniciaron, pero las transferencias de la Junta para pagar las certificaciones de obra no han llegado, incumpliéndose lo anunciado a la UJA.
Desde hoy, iniciamos una campaña de concienciación ciudadana y movilizaciones, al objeto de que las partidas correspondientes a la anualidad del 2011 se transfieran a la Fundación a la mayor brevedad posible. La solución a este conflicto está en manos de la Junta de Andalucía. Apelamos a la responsabilidad de sus dirigentes para evitar que las posibles consecuencias antes apuntadas se tornen en realidad. Llevamos 10 años luchando por un proyecto calificado por todas las partes (Junta, UJA, Ayto. Linares, ciudadanos) como estratégico y prioritario para Linares, su comarca y Andalucía, y seguiremos haciéndolo hasta su terminación.